El Pleno del Ayuntamiento de Albacete ha aprobado la Ordenanza sobre Condiciones Habitabilidad de los Inmuebles e Instalaciones para el Alojamiento Temporal de Trabajadores para Campañas Agrícolas. Tras esta aprobación inicial, el texto normativo, conformado por 11 artículos, será sometido a exposición pública y, tras la resolución de posibles alegaciones, será debatido y votado de nuevo en el Pleno para aprobación definitiva y entrada en vigor. La propuesta normativa ha recibido los votos a favor de los grupos del Equipo de Gobierno, PSOE y Ciudadanos, y la abstención de PP, Unidas Podemos y VOX.

La Ordenanza regula los requisitos mínimos que habrán de cumplir los inmuebles e instalaciones destinadas a los trabajadores para campañas agrícolas de Albacete, entendiendo como tales a personas que presten sus servicios en actividades agropecuarias en el término municipal de la ciudad durante los periodos de campaña y que tengan su residencia habitual fuera de Albacete.

En su artículo 3, la norma prohíbe el uso residencial en edificios o lugares cerrados, en tiendas de campaña, edificaciones, locales, naves o pabellones que no reúnan las condiciones mínimas. Mientras que el artículo 8 regula los requisitos básicos de habitabilidad, tales como los servicios de agua, luz y ventilación, servicios de cocina e higiénicos, entre otros.

Tras el debate, el alcalde, Vicente Casañ, ha dado las gracias a las organizaciones agrarias, Asaja y UPA, y a los sindicatos CCOO y UGT, así como al subdelegado del Gobierno, Miguel Juan Espinosa, presente en el salón de plenos, por su colaboración en hacer realidad esta Ordenanza de Habitabilidad que “no es la solución definitiva, porque el problema no es de fácil solución, pero lo que no podíamos hacer es estar otros 20 años de brazos cruzados”, ha dicho Casañ, quien ha añadido que han sido demasiados los años sin que en la ciudad existiera una mínima norma para regular las condiciones en las que cientos de trabajadores del campo de temporada vivían en Albacete en época de recolección.

La concejala de Atención a las Personas, Juani García, durante la defensa de esta nueva normativa municipal, ha recalcado que ésta es una ordenanza “con alma, porque habla de dignidad”. A esta misma idea ha aludido el concejal de Urbanismo, Roberto Tejada, “esta norma debería llamarse ordenanza de la dignidad”, ha dicho.

Juani García ha expuesto las razones que llevaron al Equipo de Gobierno a sacar adelante esta norma, “no podíamos permitirnos, como ciudad, seguir año tras año, sin intentar poner nombre a lo que pasaba: cientos de personas malviviendo, en condiciones infrahumanas, expuestas a las mafias que trafican con su esfuerzo”, de ahí la necesidad de trabajar de forma conjunta, entre las distintas administraciones implicadas, y dotar a la ciudad de herramientas legales como es esta ordenanza.

La concejala de Atención a las Personas ha recordado que el Ayuntamiento de Albacete se ha dotado de una estrategia para terminar erradicando los asentamientos de la ciudad y esta ordenanza es solo una de las medidas contempladas en esta estrategia, “que sigue su camino marcado, conscientes de que no será fácil y de que surgirán muchos problemas, pero todos y todas compartirán conmigo que era necesario abordar este problema de forma decidida”.

El concejal de Urbanismo ha valorado que la aprobación inicial de esta Ordenanza de Habitabilidad se haya realizado sin ningún voto en contra, “entendemos las abstenciones de los grupos de la oposición en positivo, estamos dando un paso y lo hacemos caminando todos juntos”. Roberto Tejada ha destacado el trabajo coordinado que han realizado las técnicas de la Gerencia de Urbanismo y de Acción Social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here