Coincidiendo con el día patronal del agua este martes, 1 de junio, se han inaugurado los nuevos Depósitos de Agua de la Fiesta del Árbol en la ciudad de Albacete, un edificio emblemático para la capital que, tras una demora en las obras de casi diez años, abre sus puertas a los vecinos de los barrios San Pablo y Vereda.

El edificio supera los 70 metros de altura y es, a día de hoy, la edificación más alta de Castilla-La Mancha y el depósito de agua más elevado de España. En su interior acoge un salón de actos y sala de prensa, una biblioteca, una nueva sala de estudio con 200 plazas, un centro sociocultural, el nuevo Centro de Interpretación del Agua y el mirador, con vistas a la ciudad y la provincia.

Según ha explicado en la presentación el director gerente de Aguas de Albacete, Pepe Belda, el museo recorrerá el ciclo del agua general y en la ciudad, afirmando que “es un museo para todas las edades, flexible e inclusivo, transparente y abierto a los visitantes que podrán ver en tiempo real cómo se gestiona la red de agua potable de Albacete”.

Belda ha señalado que el Depósito ha generado 20 puestos de trabajo directos y que busca “acercar la gestión avanzada del ciclo del agua a la ciudadanía, así como fomentar el contenido del nuevo edificio en los centros educativos de toda la provincia y la región”.

“El Depósito del Agua es más que un emblema de Albacete, es un faro en el secano”, ha destacado el subdelegado del Gobierno en la provincia, Miguel Juan Espinosa, que ha querido felicitar al Ayuntamiento por su “empuje e intencionalidad” para retomar las obras que empezaron hace 10 años y se vieron paralizadas, aunque ahora “por fin el proyecto ha visto la luz”.

En esta misma línea, el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, ha señalado que con esta inauguración “la provincia y la ciudad están honrando la memoria de las últimas décadas”. Ruiz Santos ha destacado la importancia de rehabilitar edificios históricos para la capital como el Chalet Fontecha o el Banco de España, “esfuerzos incomprendidos por lo que cuestan, pero el precio no tiene valor si seguimos honrando la memoria de Albacete y los albaceteños”.

Del mismo lado, el presidente de la Diputación, Santiago Cabañero, ha elogiado la actitud “conservacionista” mostrada por el equipo de Gobierno municipal a la hora de restaurar las instalaciones. “El conservadurismo defiende que lo que viene del pasado no hay que tocarlo y eso hace que acabe muriendo, sin embargo, el conservacionismo defiende que hay que utilizar el pasado y proyectarlo al futuro. Vosotros habéis sido conservacionistas y eso es buena señal”, ha explicado el presidente provincial.

Por su parte, el alcalde de la capital, Vicente Casañ, ha calificado el día de “histórico”. “Quién iba a decir que esto iba a ser posible, hemos hecho realidad un proyecto difícil y complicado que trasciende alcaldes y corporaciones”, ha manifestado.

En cuanto a la nueva sala de estudio que albergarán las instalaciones, el alcalde ha destacado que se dota de cerca de 200 nuevas plazas, a las que en un año se sumarán 80 más de la nueva sala de la antigua comisaría de Simón Abril, a las que se añadirán en un futuro las que se habilitarán en el Banco de España.

“Esto es hacer política útil, poner a los jóvenes en el centro de la gestión y apostar por el futuro”, ha explicado Casañ, que ha continuado señalando que el Depósito se llenará de “visitantes y estudiantes, pero también del vecindario de la ciudad, asociaciones, vecinos, mujeres y mayores que tendrán estas instalaciones para su vida comunitaria”.

“Si Albacete es el Nueva York de La Mancha, este es nuestro rascacielos más emblemático” ha concluido el primer edil.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here