Para tristeza de muchos albaceteños y visitantes, la Feria de Albacete ha llegado a su fin y, con ella, llega el balance de lo ocurrido. Esta edición, han pasado por por Feria casi 2,8 millones de visitantes, sumando unas 238.000 personas más que en el año 2017.

Así lo ha presentado esta mañana el concejal de Feria, Francisco Navarro, quien ha resaltado que el balance de la misma es totalmente positivo, siendo “esta edición la mejor de la historia”, y donde ha sido primordial el papel de los trabajadores municipales, el tejido asociativo y el comportamiento cívico.

Este año, el número de incidencias se ha logrado reducir, especialmente por el incremento de la previsión de seguridad, quienes han dado, en palabras de Navarro, “una respuesta coordinada, rápida y eficaz”, mientras no dejaba de atenderse la seguridad del resto de la ciudad.

Con lo que respecta a la participación ciudadana, los eventos que más afluencia han tenido han sido aquellos celebrados en honor a la Virgen de los Llanos, por lo que “sigue siendo alma máter de la Feria”, según Navarro. Así, unas 115.000 personas acudieron a la Cabalgata, 22.000 personas a la Ofrenda de las Flores y 4.000 a la Misa Manchega.

La música también fue protagonista de la Feria, ya que lugares como la Carpa Viva La Feria contó con una gran afluencia de visitantes, llenando el establecimiento durante todas las noches -salvo el día 9 de septiembre con motivo de las lluvias-.

Según ha expresado la edil de Cultura, María Ángeles Martínez, pasaron un total de 35.600 personas. Sin embargo, este no fue el único establecimiento donde la participación ciudadana fue notable, ya que la Caseta de los Jardinillos sumó 13.400 personas, la verbena popular unas 7.400 y eventos culturales como el Folklore Internacional, unas 2.500 personas. A esto habría que sumar las asistencias al teatro, donde el Teatro Circo fue el gran destacado con 9.200 personas.

 

AFICIÓN TAURINA

Otro de los grandes protagonistas de la Feria fueron los eventos taurinos, donde la Plaza de Toros de Albacete se convierte, según el concejal de Asuntos Taurinos, Alberto Reina, en “dura competencia con plazas de primera”. Así, un total de 142.700 participaron en este tipo de eventos, con una media de 8.000 espectadores por día de media, aunque hubo que lamentar los dos incidentes: un herido por una vaquilla y el suceso de Paco Ureña.

Por su parte, el servicio de autobús también registró un aumento de pasajeros, pasando de 67.000 usuarios en la edición pasada a 81.000 durante este 2018. Un gran aliciente de este cambio ha sido la inclusión de una línea que se trasladase por las zonas de la Facultad de Medicina y el Barrio de la Universidad.

 

UNA DE LAS FERIAS MÁS LIMPIAS

La afluencia de tantos visitantes a la Feria trae consigo otra realidad: el cúmulo de basura. Según ha aseverado la concejal de Medio Ambiente, Rosa González de la Aleja, durante los 10 días de Feria se han recogido más de 2 millones de residuos, un 2% más que el año pasado. También se han recogido 61 toneladas de vidrio, un 26,4% más que en 2017, y 27 toneladas de embases, registrando un incremento del 25,2%.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here