Efectivos del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Albacete han investigado a dos personas por la manipulación del tacógrafo de un conjunto de vehículos pesados, que circulaba vertiendo parte de la carga por la calzada de la autovía A-31 (Madrid-Alicante), generando molestias y peligro al resto de usuarios de la vía.

Los efectivos fueron alertados por los conductores de varios vehículos que circulaban por la autovía A-31, informando sobre la pérdida de carga, concretamente lodos, que se desbordaban por la parte trasera de un semirremolque que circulaba por la referida vía, a la altura de Almansa.


Globalcaja – Hipotecas
Bogas Bus

A raíz de estas informaciones, la Guardia Civil estableció un dispositivo por dicha autovía y carreteras anexas que culminó con la interceptación del semirremolque cuando transitaba por la carretera CM-412, dentro del término municipal de Fuente-Álamo, donde fue retirado de la vía y estacionado en una explanada, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Entre las pautas seguidas en la inspección del transporte, se realizó el examen de las actividades del conductor en el aparato tacógrafo, obteniéndose un ticket impreso de las últimas veinticuatro horas, que constató que la última actividad era la de descanso, debiendo marcar conducción, dejando evidencia de una supuesta manipulación.

Ante estos indicios, los agentes de la Guardia Civil procedieron a acompañar al conjunto de vehículos a un taller autorizado para someterlo a una preceptiva inspección técnica del referido aparato.


Bodega Virgen de las Viñas
Bogas Bus

Realizada esta inspección, se pudo comprobar como el tacógrafo había sido manipulado voluntariamente, mediante la instalación de un sofisticado mecanismo electrónico que permitía a su conductor desconectar a su voluntad el funcionamiento de este aparato durante la conducción, anulando de este modo la señal de velocidad y causando error en el tacógrafo. De esta forma el aparato marcaba un periodo de descanso del conductor, cuando realmente estaba conduciendo.

Con esta manipulación, el conductor alteraba a su voluntad el régimen de conducción y descanso obligatorios establecidos para los vehículos destinados al transporte de mercancías y viajeros, pudiendo realizar jornadas de trabajo superiores a las permitidas, excediendo a su libre albedrío los límites de velocidad establecidos, con el consiguiente riesgo para la seguridad vial, además de no registrar los kilómetros reales que recorría el vehículo.

Delito de falsedad documental e infracción al Reglamento General de Circulación Por estos hechos, tanto al conductor del conjunto de vehículos, como al administrador de la empresa propietaria del mismo, un delito de falsedad documental previsto en el artículo 392 del Código Penal, en relación con el artículo 390.1.2 del mismo texto legal, lo que podría llevar aparejada una pena de prisión de 6 meses a 3 años y multa de 6 a 12 meses.



Además, desde el punto de vista administrativo, el conductor fue denunciado ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Albacete por «circular con un vehículo sin cubrir eficazmente las materias transportadas y evitar su caída sobre la vía», hecho recogido en el vigente Reglamento General de Circulación.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre