Efectivos del Equipo de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Albacete, dentro del marco de la operación “VITREUS”, han investigado a tres personas, de 42, 48 y 52 años de edad, como presuntas autoras de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente, por la importación de más de 37 millones de kilogramos de residuos peligrosos sin autorización.

El desarrollo de la actividad económica y el estilo de vida actual, conlleva un elevado consumo de recursos y por tanto la generación de gran cantidad de residuos, alguno de los cuales, por su peligrosidad, conlleva afecciones graves a las personas y el entorno. La Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, en la que se reformaban distintos aspectos del Código Penal, introducía modificaciones sustanciales en relación con los Delitos Contra los Recursos Naturales y Medio ambiente, tipificando la importación de “cantidad no desdeñable de residuos”, con el objeto de recoger la normativa de la Unión Europea en lo relativo a los traslados de residuos.


Vinicola Inline

La Comisión Europea ha desarrollado el proyecto TECUM para combatir el tráfico ilegal de residuos, en el marco del cual el SEPRONA de la Guardia Civil interviene activamente. Los más de dos años de trabajos, a los que hay que sumar sendas conferencias internacionales, se concretaron en una operación con la participación de 23 países (todos del continente europeo), junto con las organizaciones internacionales Interpol y Eurojust, todo ello coordinado por Europol.

Los trabajos de este proyecto, en lo que respecta a España, concluyeron que nuestro país se había convertido en receptor de importantes cantidades de residuos, manteniendo un cifra de exportaciones insignificante, lo que supone asumir un riesgo elevado para el equilibrio de nuestros ecosistemas e incluso la salud pública.


AMFAR  – Fin de Año

En el marco de este proyecto, en el mes de mayo de 2017 el Equipo del SEPRONA de esta Comandancia detectó un flujo significativo de estos traslados con destino a la provincia de Albacete, recabando para ello toda la información disponible en las distintas administraciones competentes, estatal y autonómica, según estos movimientos tuvieran origen en países del ámbito de la Unión Europea y también de fuera de ella, completando estas actuaciones con inspecciones, in situ, de las distintas empresas implicadas.

Los primeros datos obtenidos abarcaban los años 2015, 2016 y 2017, y de ellos se desprendía que a la provincia de Albacete habrían llegado más de 72 millones de kilos de Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (R.A.E.E.s).


AMFAR  – Fin de Año

 

Más de 37 millones de kilos de residuos peligrosos

Durante el año y medio que han durado las investigaciones, los componentes del SEPRONA han podido reconstruir el circuito comercial de estos residuos. Constatando que se habían importado, sin autorización, de países de la Unión Europea (Portugal, Italia, Luxemburgo, Chipre, Rumania y Grecia) y de terceros países (EE.UU., Canadá y Colombia), más de 37 millones de kilogramos residuos, considerados como peligrosos, por su propia composición.



 

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre