El Teatro Circo ha reabierto sus puertas, tras su cierre en marzo por la pandemia del Covid-19, y lo ha hecho para acoger el acto de presentación del libro “Historia de Albacete”, una monografía de 400 páginas que compila la historia de la ciudad desde el siglo X al XX, coordinador por Aurelio Pretel y en el que han participado otros seis historiadores.

El vicealcalde de Albacete, Emilio Sáez, ha dado las gracias a los autores que han hecho posible que la ciudad tenga este libro que Albacete “demandaba”, realizado además con rigor y criterio, y redactado y presentado de una manera que resulta asequible a todo el mundo. Junto a Aurelio Pretel, autor que abre la publicación con el capítulo de Albacete del siglo X y al XV y que lo cierra escribiendo la etapa última, de la Segunda República hasta los años 90, participan también en esta obra Carlos Ayllón, que escribe sobre la etapa de los Reyes Católicos; Ramón Carrilero, autor del capítulo relativo a la primera mitad del siglo XVI; Pedro Joaquín García Moratalla, que firma el capítulo dedicado al pueblo albaceteño en los tiempos de Felipe II; María Pilar Córcoles, estudiosa del siglo XVII; Ramón Cózar, autor del capítulo dedicado al siglo XVIII, el Reformismo y la Ilustración y los primeros Borbones y, finalmente, Carlos Panadero Moya que escribe sobre el Albacete en el siglo XIX y el primer tercio del siglo XX.



El vicealcalde ha dado también la enhorabuena al editor, Ángel Collado, de Altabán-Librería Popular, por haber hecho posible que esta obra, “una ventana que nos permite observar toda nuestra historia, nuestros aciertos y errores, fracasos y esperanzas”, haya visto la luz.

Unos versos de quien fuera alcalde de la ciudad, Ramón Bello, han servido a Emilio Sáez para cerrar su intervención: “Todos tenemos culpa y yo me culpo / en el nombre de todos, de tu casta / Tanto pudimos darte, tanto hacerte… / y te nos has quedado manchega y olvidada. / Te contentamos solo con vanidades nimias / y con literatura cargada de esperanza; / pudiendo ser inquieta, te adormecimos; luego pudiendo ser esbelta te recreamos chata. / Y tú, Albacete, noble y medio hecha / rural y ciudadana al mismo tiempo”.

Por último, ha declarado que quizás sea el momento de abordar una gran exposición, como aquella de Albacete, Tierra de Encrucijada o Albacete 600 años, cuyos catálogos han servido hasta ahora como textos monográficos de la historia de la ciudad.


Santiago Apostol
Santiago Apostol

Por su parte, el coordinador de la publicación ha desvelado ante el auditorio los antecedentes de este libro y cómo al fin llegó a imprenta. Sobre el resultado, Pretel ha señalado que “no es un libro definitivo, ni es toda la verdad” porque en Historia “todo es provisional y revisable, siempre a la luz de nuevos documentos y fuentes”, eso no quita, ha añadido, que todos los autores que han participado en su elaboración lo hayan hecho con el ánimo de “intentar buscar la verdad honradamente”.

Aurelio Pretel ha recalcado el propósito perseguido por autores y editorial de hacer llegar la historia de la ciudad al gran público, “la función del historiador es recuperar el pasado para entregarla al público, a ese público al que a algunas veces se le ha ocultado por conveniencia de las oligarquías o de poderes forasteros”.

“Hemos hecho la historia de un pueblo, del de Albacete; no una historia de pueblo. Es una historia local, pero no localista; hemos querido ir más allá de esas historias atentas solamente a hechos triviales y anecdóticos, aquí también los hay, pero se intentan inscribir en su contexto regional, nacional e internacional. Es también una historia escrita para la mayoría, porque la que se hace para las minorías no sirve para la utilidad social que se espera de la historia”.


Bodega Virgen de las Viñas

La concejala de Cultura, Teresa García Arce, ha tomado parte de esta presentación manifestando la emoción que suponía abrir el Teatro Circo después de más de 150 días cerrado a consecuencia de la situación sanitaria, y hacerlo para presentar una monografía tan interesante.

El acto ha finalizado con la entrega de la insignia del Teatro Circo a todos los historiadores que firman este libro, así como a los niños Emma Simarro y Sergio Fernández, de 10 años, que han interpretado algunas piezas al piano, como símbolo del presente y el futuro que la ciudad.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre