La Plataforma en Defensa de la Escuela Pública, integrada por organizaciones de madres y padres, estudiantes y sindicatos de enseñanza, ha convocado para este martes 8 de mayo manifestaciones y concentraciones en 27 ciudades españolas para volver a reclamar la derogación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y la “reversión de los recortes” en educación, que cifran en 9.000 millones de euros desde el inicio de la crisis, entre ellas Albacete y Toledo.

Estas organizaciones también critican la inversión educativa que figura en el proyecto de Presupuestos Generales de Estado para 2018, que consideran “más de lo mismo” porque se sitúa en el 3% del PIB y no recupera los niveles anteriores a la crisis a pesar del crecimiento de la economía española. Críticas que comparten con PSOE y Unidos Podemos, que han confirmado su participación en las manifestaciones.



En el caso de Albacete, la concentración se realizó a las 18.00 horas frente a la Dirección provincial de Educación, dependiente de la Junta de Comunidades. En Toledo, salieron a la calle a la misma hora en la Plaza de Zocodover.

Así se manifestaron en la capital albaceteña bajo el lema ‘Ya no hay excusas. Ahora Educación Pública’:



 

Desde CCOO, aseguran que “queda mucho camino por recorrer”, ya que España solo dedica un 3,7% de sus presupuestos, una cifra que se remonta al año 1992. Junto a UGT, piden que se consolide un pacto por la educación donde se integren los intereses de todos los colectivos educativos.



Según han explicado desde UGT, en el resto de países europeos se dedica un 5,7% de los presupuestos, por lo que España está “lejos de conseguir la línea de la Unión Europea”.

También ha estado presente el sindicato STE-CLM, quienes manifiestan que han salido a la calle “para decir basta ya, no nos gusta esta ley, no queremos que nos engañen más y queremos medidas concretas: la derogación de esta Ley y el aumento presupuestario para la educación pública”.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre