El pleno del Ayuntamiento de Albacete ha mostrado su rechazo a la instalación de macrogranjas en su término municipal o en términos cercanos mediante una moción que presentada de forma conjunta por PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos. Por su parte, Vox ha votado en contra de esta propuesta.

Instantes antes de iniciarse la sesión, un grupo de representantes de la Plataforma ‘No a la macrogranja en Pozuelo y Argamasón’, se han concentrado ante las puertas de la Casa Consistorial, donde han tenido ocasión de intercambiar opiniones con el alcalde, Vicente Casañ, y representantes de los grupos políticos proponentes de esta moción, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El Ayuntamiento de Albacete, con esta propuesta, manifiesta su “claro compromiso” con los pueblos y el medio rural y con sistemas de gestión sostenible, también para la ganadería, que contribuyan al equilibrio ambiental, social y económico.

Asimismo, el Consistorio ofrece sus servicios técnicos y jurídicos a las Juntas Vecinales que pudieran verse afectadas por estos proyectos de explotaciones porcinas intensivas, como pudiera ser Argamasón. Además, desde el Ayuntamiento se ha instado al Gobierno de Castilla-La Mancha a revisar las Declaraciones de Impacto Ambiental de manera global y conjunta, por entender que “son proyectos interrelacionados que han de valorarse como una acumulación de impactos ambientales”.

En la moción, que ha sido expuesta por la concejala de Barrios y Pedanías, Ana Albaladejo, se deja constancia de la vinculación con la industria agrícola y ganadera del municipio de Albacete, actividades que aún perduran en sus barrios rurales y entidades locales menores.

Esta actividad dista mucho de las propuestas de instalación de explotaciones ganaderas intensivas, más industriales que agrarias, que plantean albergar en grandes naves miles de animales para obtener el mayor rendimiento cárnico posible.

Este incremento de la producción de cerdos en España mediante ganaderías intensivas ha puesto de manifiesto los efectos medioambientales, además de generar un rechazo en la ciudadanía por las posibles afecciones en la salud pública.

La preocupación por el consumo de agua, un recurso ya escaso; la contaminación de los suelos y masas de agua; los malos olores; el impacto visual o la emisión de gases de efecto invernadero, han llevado a estos cuatro grupos municipales a plantear esta moción conjunta.

Durante el debate, Emilio Sáez, vicealcalde y portavoz del Grupo Municipal Socialista, ha pedido que “impere el sentido común” y ha instado al Ayuntamiento de Pozuelo a que atienda “la reivindicación de sus vecinos y los vecinos de la ciudad de Albacete y otras localidades colindantes”, frenando esta instalación cuyo beneficio “es ínfimo, frente a los perjuicios que ocasiona”.

“El agua escasea, los acuíferos pueden verse contaminados por los purines, la generación de empleo que puede crear es mínima ante estas razones insisto en que el sentido común debe imperar y nuestra posición como ciudad es nítida, nos parapetaremos para que los purines no entren en nuestro término y animamos a evitar que esta macrogranja de Pozuelo no vea la luz”.

Por su parte, el portavoz del PP, Manuel Serrano, ha mostrado su apoyo para evitar la instalación de modelos de explotaciones ganaderas no sostenibles en el término municipal de Albacete por los efectos adversos que producen en el medio ambiente y los impactos socio-económicos negativos que generan.

De este modo, Serrano, ha reiterado el compromiso del PP con el desarrollo de los pueblos y del medio rural, así como con los sistemas de gestión sostenible, también para la ganadería, que contribuyan al equilibrio ambiental, social y económico, al tiempo que ha reiterado su apoyo a los acuerdos de los representantes de las juntas vecinales de los barrios rurales y entidades locales menores en su rechazo a la instalación de explotaciones porcinas intensivas.

La portavoz de Ciudadanos, Laura Avellaneda, ha mostrado también su rechazo a la instalación de macrogranjas, “la España vaciada, no puede ser la España contaminada”, ha dicho, “otras comunidades autónomas se han saturado de estas instalaciones y ahora Castilla-La Mancha, con toda su superficie, se presenta como un caramelo muy atractivo para estas macrogranjas”.

Pero Avellaneda ha pedido que no se ceda a su instalación, porque “este tipo de ganadería no genera empleo, ni mejora la economía de las comarcas donde se instalan”. “Debemos aprobar y fomentar que jóvenes ganaderos creen nuevas instalaciones compatibles con el medio ambiente, apostamos por la ganadería extensiva y tradicional, pero estas macrogranjas debemos detenerlas”, ha concluido Avellaneda.

Por su parte, el portavoz de Unidas Podemos, Alfonso Moratalla, ha indicado que “las macrogranjas no dinamizan la economía del municipio donde se instalan, ni generan empleo. Lo que generan son molestias y daños medioambientales irreversibles, además de esquilmar los recursos hídricos”.

También ha pedido que se retome la moción que en este Pleno ya se aprobó en el anterior mandato para que el Ayuntamiento se valga de sus ordenanzas y normas para impedir y obstaculizar al máximo la instalación de macrogranjas en su término municipal.

AYUDAS PARA LA HOSTELERÍA, EL COMERCIO Y APRECU

Por otra parte, el pleno ha aprobado la concesión de cinco ayudas que redundarán en la promoción de la ciudad y el apoyo a dos de los sectores económicos que más se están viendo afectados por las restricciones que trae consigo la pandemia, como son la hostelería y el comercio. Igualmente, se incluye una ayuda a la Asociación de Cuchillería de Albacete, para la organización en 2021 del Encuentro Mundial de Ciudades Cuchilleras.

En concreto, el pleno ha aprobado conceder una ayuda directa por importe de 100.000 euros para la hostelería, que se canalizará a través de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Albacete. Esta cantidad se invertirá en la creación de una Oficina de Turismo Virtual, así como para adquirir equipos de productos higiénico sanitarios para los establecimientos de hostelería y realizar campañas de sensibilización y promoción del sector.

El comercio recibirá una ayuda de 150.000 euros, a través de la Federación de Comercio de Albacete (Fecom), cantidad que se destinará a realizar campañas de dinamización del comercio local que estimulen las ventas presenciales en los establecimientos comerciales.

La tercera ayuda, por importe de 20.000 euros, se concede a la Confederación de Empresarios de Albaccete (FEDA), que destina este dinero a la promoción del tejido empresarial de Albacete, conformado casi en su totalidad por pequeñas y medianas empresas y autónomos. La organización de los premios Sherpa, para promocionar el emprendimiento y la creación de empresas; la convocatoria de los Premios San Juan y el trabajo contra la economía sumergida a través de la Plataforma por la Legalidad, son algunas de las acciones que se financian con cargo a este convenio.

Por último, el pleno ha dado el visto bueno a la concesión de otra ayuda del área de Promoción de la Ciudad a la Asociación Dédalus Cine, por importe de 30.000 euros, dinero que irá destinado, por un lado, a sustentar la celebración del Festival de Cine Independiente, Abycine, que en octubre alcanzó su XXII edición y, por otro, a la creación del espacio Albacete Audiovisual.

Igualmente, se ha aprobado una ayuda de 18.000 euros para Aprecu (Asociación de Cuchillería de Albacete), para que prosigan con los trabajos de organización del III Encuentro Mundial de Ciudades de la Cuchillería, que estaba previsto celebrar en junio de 2020 y que, a consecuencia de la pandemia, se aplazó. La previsión es que pueda celebrarse en mayo-junio de 2021.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here