La Audiencia Provincial de Albacete ha condenado a un total de 23 años de cárcel a M.R.G. por el asesinato de su excuñada, a la que asestó un centenar de puñaladas, y lo consideran igualmente culpable de allanamiento de morada.

Según la sentencia, el condenado no podrá acercarse a menos de 500 metros de la familia de la asesinada durante un total de 33 años.



La sentencia se alinea con el veredicto del jurado y considera que hubo alevosía y ensañamiento; si bien no considera probado que usara la icónica careta del asesino de la película ‘Scream’ para cometer el asesinato.

Tampoco da por probado que el asesino hubiera ingerido fármacos, medicamentos o alcohol antes de cometer el asesinato; ni considera que concurra el atenuante de confesión.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre