El hasta hoy alcalde de Albacete, Vicente Casañ (Cs), ha oficializado en un pleno municipal extraordinario su dimisión como primer edil tras dos años de mandato, paso previo para dar cumplimiento al pacto suscrito con el PSOE y que culminará el próximo miércoles con una nueva sesión plenaria de la que el socialista Emilio Sáez saldrá como nuevo alcalde de Albacete.

De este modo, Casañ pone fin a media legislatura comandando la Alcaldía de la ciudad más importante de la Comunidad Autónoma, y lo hace tras un discurso en el que ha reconocido que los avances se han realizado de manera “más lenta” de lo que demanda la ciudadanía, pero “la norma es la norma”.

Ha recordado que parte de su mandato ha estado marcado por la pandemia, algo que “no traía manual de instrucciones”; y también en parte por la borrasca Filomena. Pero, en la adversidad, “se ha levantado la bandera del pacto” para la ciudad, con acuerdos “históricos” como el texto por la recuperación suscrito con unanimidad con agentes sociales y políticos.

“Es verdad que Albacete cambia de alcalde, pero no cambia de Gobierno. Hemos trabajado por Albacete. Mucha suerte, Emilio”, le ha dicho a su sucesor a partir de esta semana, mostrando su alegría por “haber logrado acuerdos siempre por el bien de Albacete”.

Palacio de Congresos, polígono Campollano, solucionar asentamientos irregulares, recepción de terrenos en Romica o el cierre de la AB-20 son algunos de los hitos que ha querido reivindicar de su mandato.

EL HOSPITAL, “LO MÁS IMPORTANTE”

Tal y como ha defendido, se ha luchado por hacer “una mejor ciudad”; se ha preparado el terreno para nuevos proyectos -como Airbus o el centro de atención de García Baquero-; están en camino más terreno para la UCLM; y habrá más residencias de ancianos en el corto plazo.

Pero, según ha considerado, lo más importante es el impulso a las obras del hospital de Albacete, si bien ha avisado que seguirá “vigilante” tras diez años de retraso.

En todo caso, ha avisado de que hay que seguir trabajando en lo que resta de legislatura en distintas materias, para lo cual ha comprometido su trabajo, en este caso como vicealcalde.

VOX: “CASAÑ CUMPLE CON EL PSOE, PERO INCUMPLE CON ALBACETE”

La portavoz de Vox en el Consistorio, Rosario Velasco, que ha arrancado afeando a Casañ que “haya cumplido con el PSOE pero haya incumplido con los albaceteños”, le ha espetado que sus dos años de mandato se resumen en tres semanas, casi las más recientes, en las que “ha corrido para intentar entrar en los libros de historia, comprando el Banco de España con gran sobrecoste, inaugurando obras del equipo de Gobierno anterior o anunciando a bombo y platillo la peatonalización del centro sin preguntar a albaceteños”.

“Heredó un Albacete mejor que el que deja. Mucho ha tenido que ver la pandemia pero no es excusa para sus muchos errores, en lo que mucho ha tenido que ver el pacto. Prometió mano tendida y ha aplicado el rodillo socialista, prometió medidas que no ha cumplido o lo que ha hecho llega tarde y mal”, ha denunciado.

Tras afearle no haber cumplido el pacto postpandemia que reclamó al resto de fuerzas políticas del Consistorio y aplicar la ideología socialista, ha terminado reprochándole que haya cumplido con el PSOE pero no con los albaceteños, alertando de que, pese a que deje ser alcalde, seguirá siendo “bastón del sanchismo”.

De igual modo, la responsable de Vox, en alusión a su faceta de periodista de Casañ, ha concluido reprochándole que entrase en política “con el marchamo de ser la voz de las derecha albaceteña”. “Fue ariete contra el sanchismo en Albacete pero hoy ha convertido a Albacete en un bastión socialista. Se mantiene por sus votos, no por su voluntad popular”.

UNIDAS PODEMOS CRITICA EL GASTO EN EL BANCO DE ESPAÑA

En términos parecidos se ha expresado el portavoz de Unidas Podemos, Alfonso Moratalla, que ha deseado al hasta ahora primer suerte en su nueva etapa como vicealcalde, confiando en que en esta faceta recoja los frutos que no ha obtenido como alcalde.

De su gestión, le ha criticado que se haya gastado “lo que nadie se habría gastado” en la compra del Banco de España, que deje firmada la concesión al Obispado antes de dejar la Alcaldía y que “líe un buen embolado con la Escuela de Tauromaquía”.

“El acto de traspaso en la Alcaldía de hoy es el mayor cambio que vamos a experimentar, porque en estos dos año no hemos visto avance en la ciudad. Ha mantenido la inercia de mandatos anteriores”, ha lamentado Moratalla, que ha añadido que la mayor transformación que deja será la peatonalización del centro, que podría “pervertirse” si solo busca tiendas y terrazas, sin priorizar zonas verdes y a las personas.

De igual modo, le ha advertido de que lo complicado no es apostar por proyectos megalomanos, sino ejecutarlos y dedicar dinero a su mantenimiento. “¿Le suena el Palacio de Congresos? Nunca ha funcionado bien y ahora lo tienen cerrado. Lo urgente para ustedes ha sido acaparar titulares, como el del Albacete Arena, pero lo importante es que las infraestructuras que ya tenemos estén en buen uso y para ello hace falta inversión”, ha apuntado.

También ha condenado que no se haya celebrado Debate del Estado de Municipio y que su gestión haya sido “todo prisas, anuncios por sorpresa y gran desembolso de dinero público para sostener su pacto que va a salir caro a Albacete y que ha consistido en un intercambio de cromos con el PSOE”, añadiendo que los dos años de gobierno de Vicente Casañ “se resumen en rodillo y lentejas”.

CS APLAUDE EL “INCONFORMISMO Y LA AMBICIÓN” DE CASAÑ

De su lado, la concejal de Cs Laura Mercedes Avellaneda, ha empezado su alocución para justificar este traspaso de poderes como un movimiento incardinado en la “normalidad” política después de que formaciones distintas “hayan buscado un bien superior” a sus propios intereses.

Ha valorado positivamente el desarrollo de los dos años de legislatura donde el equipo de Gobierno “ha trabajado por y para los albaceteños” dando continuidad a proyectos ya iniciados que “contribuyen a mejorar la calidad de vida” de los vecinos.

“Inconformismo y ambición” por Albacete han sido en su opinión las señas de identidad del Gobierno ejercido por Vicente Casañ.

PP: “LOS DOS PEORES AÑOS DE LA HISTORIA”

Mientras, el portavoz del PP, Manuel Serrano, ha considerado que el alcalde saliente “no ha estado a la altura” y ha protagonizado “los dos peores años” de la historia de Albacete.

En primer lugar, se ha ocupado de “sus intereses personales” sin importarle “ni su partido, ni sus compañeros, ni sus votantes”.

“Lo habrá escuchado aunque a veces su soberbia le haga enrocarse. Usted, señor Casañ, se ha dedicado la mayoría del tiempo a usted mismo. Las palabras se las lleva el viento, pero los hechos quedan”, ha advertido a Vicente Casañ.

En su opinión, el regidor no ha cumplido, y después de presentarse a unas elecciones “sin programa electoral”, ha hecho algún repaso de los hitos en clave negativa de Cs en el Gobierno, como la compra con sobrecoste del edificio del Banco de España o el conflicto con los temporeros.

PSOE CARGA CONTRA LA OPOSICIÓN

La concejal del PSOE María José López ha sido la última portavoz en tomar la palabra y ha arrancado con palabras de alabanza para Vicente Casañ, al tiempo que ha cargado contra el PP, que “no ha aportado ningún proyecto” a la ciudad durante estos dos años.

“No tienen altura de miras, anteponen los intereses de su partido a los de la ciudadanía. Este equipo de Gobierno ha tenido una razón de existir, la de trabajar por Albacete”, ha defendido la edil, que ha incidido en que el pacto por la recuperación firmado entre Cs y PSOE se está cumpliendo mientras el PP hace una oposición “triste”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here