El buen trato a las personas mayores tiene, desde hoy, su propia fuente en la ciudad de Albacete. Con motivo de la conmemoración, hoy, 15 de junio, del Día mundial de toma de conciencia contra el abuso y el maltrato en la vejez, el Ayuntamiento de Albacete ha llevado a cabo un programa de actos en el Parque Lineal que el alcalde de Albacete, Emilio Sáez, ha aprovechado para reclamar un trato digno para nuestros y nuestras mayores. Esta mañana, en el Parque Lineal, frente a la Fábrica de Harinas, Emilio Sáez, acompañado de numerosas autoridades locales y provinciales y representantes de asociaciones y ONG, ha descubierto el pie con el que esta fuente, que se ha convertido en uno de los elementos más fotografiados del decorado urbano albacetense por su iluminación ornamental, queda bautizada como El buen trato.

El alcalde, en su intervención, ha tenido un recuerdo muy especial para los y las mayores que se han ido por mor de la pandemia de la Covid-19, “aunque nadie se va mientras se le recuerda, y en mi caso, como el de tantos y tantas albacentenses, he perdido seres queridos durante esta pandemia y desde luego siempre tendré un recuerdo para ellos y ellas”.

“A partir de ahora, cada 15 de junio este Ayuntamiento recordará este día para concienciarnos de que hay que plantar cara al abuso y al maltrato a nuestras personas mayores”, ha destacado Sáez, resaltando que el Consistorio tiene una estrategia para combatir la soledad no deseada entre nuestros mayores, “otro tipo de pandemia, la pandemia de este siglo XXI”. “Es una obligación de todas las administraciones públicas trabajar de manera coordinada para estar atentos a las necesidades de nuestras personas mayores”, ha comentado, añadiendo que Albacete “se está preparando para ser un referente nacional en materia de investigación de las enfermedades de la vejez, vamos a decir mucho en materia de atención a las personas mayores, con residencias dignas, atención domiciliaria adecuada… y para ello vamos a trabajar”. Sáez Cruz ha agradecido la presencia del vicealcalde, Vicente Casañ; de la concejala de Atención a las Personas, Juani García; de representantes de todos los grupos municipales; de la vicepresidenta de la Diputación, Amparo Torres; del subdelegado del Gobierno, Miguel Juan Espinosa; de la delegada de Bienestar Social, Toñi Colona, y de los responsables de la Policía Nacional y Policía Local, Florentino Marín y Pascual Martínez, respectivamente.

Momento emotivo

Uno de los momentos más emotivos del acto ha estado protagonizado por cuatro participantes del Programa Municipal de Promoción de la Autonomía para Personas Mayores, que han dado lectura al Decálogo del Buen Trato: Carmen González Alcantud, 79 años; María Molina López, de 75 años; Ofelia Sánchez Ramírez, de 88 años, y Araceli Calderón Zafrilla, de 94 años. Este manifiesto, elaborado por los propios usuarios y usuarias del Programa Municipal de Promoción de la Autonomía para Personas Mayores, es una llamada de atención de este colectivo para que se respeten sus derechos.

La concejala de Atención a las Personas, Juani García, ha explicado que la mayoría de los estudios coinciden en que nos encontramos ante un problema que podría afectar entre un tres y un cinco por ciento de las personas mayores, en sus distintas formas, “es decir, maltrato físico, psicológico, económico, negligencia o dejación de funciones, y es especialmente dramático porque la mayoría de las veces se produce ese maltrato por personas cercanas en el seno de la propia familia, siendo difícilmente detectable”.

En este punto, ha subrayado que es “tremendamente importante la sensibilización, empezando por las propias personas mayores que en muchos casos los asumen con resignación, y esos son los casos de abusos más dramáticos, pero luego hay otros no tan evidentes pero muy dolorosos como la exclusión de la participación familiar y social, soledad no deseada”, destacando que “los últimos acontecimientos sobrellevados durante la pandemia de la Covid-19 y el confinamiento nos deben llevar a analizar como sociedad si verdaderamente hemos considerado la opinión de nuestras personas mayores a la hora de tomar decisiones y plantearnos también la forma más adecuada de atenderles disminuyendo los riesgos para su salud”. En la organización del acto de hoy, impulsado desde el Programa Municipal de Promoción de la Autonomía para Personas Mayores y aprobado por el Consejo Municipal de Mayores, han participado diversos departamentos del Ayuntamiento y también otras instituciones, como la Diputación Provincial, con la impresión de carteles y dípticos, un diseño de Alejandro Arteseros, ganador del Concurso de Comic 2020 organizado por el Centro de Juventud de Albacete (CJA). El acto ha concluido con la puesta en escena a cargo de la compañía teatral En Llamas,ganadora del Concurso de Artes Escénicas 2020 del CJA, y bajo la dirección de Juanma Cifuentes, de la obra De mayores.

Decálogo del buen trato

1. Cada persona envejecemos de forma diferente. Evita generalizar y aceptar una imagen negativa de la vejez. También se está juzgando tu futuro.

2. Déjame tomar mis decisiones y seguir teniendo el control sobre mi vida. Pregúntame si necesito ayuda pero no des por hecho que yo no puedo; eso me invalida.

3. Respeta mis valores personales, mis creencias y mis pensamientos. Son los que han guiado mi vida y quiero que lo sigan haciendo incluso en mi despedida.

4. Si hablamos de mi salud, dirígete a mí y confirma que he comprendido la información. A nadie le importa mi salud más que a mí y tengo derecho a vivir más y mejor.

5. Déjame seguir decidiendo cómo organizar mi espacio y cómo usar mis pertenencias. Respeta mis costumbres, mis hábitos, mi ritmo y mi intimidad; en ellos encuentro la comodidad y la seguridad que necesito.

6. Facilítame las gestiones y trámites con un trato respetuoso y adulto, recuerda que yo no nací en la era digital. Procura que las limitaciones en el uso de nuevas tecnologías no me resten autonomía.

7. Escucha, da sentido y valora mis emociones y preocupaciones. Las vivo con la misma intensidad que tú.

8. Regálame algo de tu tiempo y yo prometo regalarte algo de mi sabiduría. No me excluyas de la conversación, busca la manera en la que yo también pueda participar; seguro que la encuentras.

9. Valora mi tiempo tanto como valoras el tuyo, no me mantengas a la espera como si no tuviera nada que hacer. Y si necesitas de mi tiempo, me ofrezco a planificarlo conjuntamente.

10. Si en algún momento tienes que cuidarme y esto te sobrepasa, pide ayuda, pero no añadas más sufrimiento a mi situación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here