Por tercera ocasión, la Fundación Globalcaja Horizonte XXII y el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha han organizado en Albacete el programa Mujer Empresaria Emprendedora Directiva (MED), una actividad formativa en la que va a participar una treintena de mujeres que ocupan puestos de dirección.

En esta ocasión, una treintena de mujeres están participando en este curso, “eminentemente práctico” como han señalado desde la Fundación, que contempla a la mujer como “generadora de ideas”, capaz de aportar un valor añadido en el ámbito laboral.



Durante la inauguración, la directora académica del programa, Pilar Gómez-Acebo, ha incidido en la idea de que “se va a intentar volcar todo el índice de coeficiente intelectual, como clave en el éxito empresarial” de forma que se pueda llevar hacia “el coeficiente emocional” porque –ha añadido- “se ha demostrado que éste responde al 90 por ciento de los resultados finales, cuando hasta ahora solo se trabajaba el 10 por ciento”.

Esa es la idea que se ha puesto sobre la mesa en estas jornadas, en un entorno donde las mujeres “pueden liderar este traspaso, para llevar adelante un espacio donde compartir y compaginar nuestras expectativas con las e los hombres” y alejarnos así, ha asegurado Gómez-Acebo, de una situación de desigualdad que ya se vivió a principios del siglo XX.

IGUALDAD EN LOS ÓRGANOS DE DIRECCIÓN


Advertisement

Por su parte, la directora provincial del Instituto de la Mujer en Albacete, Mercedes Márquez, ha incidido en la necesidad de que “en un momento en el que toda la sociedad habla de igualdad, también es necesario conseguirla en la empresa, para que la mujer tenga ese 50 por ciento en los órganos de decisión”.  Por eso, ha añadido, “respaldamos” este tipo de iniciativas. “

Por último, la directora general de la fundación Globalcaja Horizonte XXII, Carla Avilés, ha recordado que el MED es un programa en habilidades en la formación, que en esta edición se entra en cuestiones relacionadas con una comunicación más efectiva, la comercialización y la experiencia del cliente, la innovación en el trabajo personal y profesional, así como la socialización empresarial.



“Es fundamental realizar este programa porque sigue existiendo una brecha, y queremos hacerla tan pequeña que desaparezca, porque somos el 50% de la población pero no estamos en el 50% de los puestos de dirección”, ha concluido.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre