La Audiencia Provincial de Toledo ha celebrado este lunes la primera vista del juicio contra J.M.D., M.T. y A.J.S.F., los tres acusados de acabar con la vida J.M.S.G., en una disputa relacionada con drogas, en San Pablo de Los Montes (Toledo) el 4 de octubre de 2020.

Una primera sesión marcada por el rechazo de los hechos por parte de los tres acusados, que han negado cualquier implicación en el crimen, así como por las protestas de sus letrados ante la actuación de la fiscalía a lo largo de la investigación y proceso.

Seg√ļn la fiscal√≠a, los tres implicados acudieron a la vivienda de J.M.S.G. desde Sonseca, donde se encontraban circunstancialmente, con el objetivo de robarle sustancias estupefacientes con las que la v√≠ctima traficaba. En estas circunstancias, M.T. se intern√≥ en la vivienda, donde acab√≥ con la v√≠ctima, mientras los otros dos acusados vigilaban.

Tras los hechos, los tres implicados se habrían dado a la fuga regresando a Retuerta del Bullaque, municipio en el que residían, tratando de ocultar las pruebas del delito. En concreto, el vehículo en el que acudieron a la vivienda de la víctima en los días siguientes a los hechos.

Por este motivo, la fiscal√≠a solicita una pena de 15 a√Īos de prisi√≥n por homicidio para M.T., y una pena de 9 a√Īos para cada uno de los acusados J.M.D. y A.J.S.F. como c√≥mplices.

FALTA DE PRUEBAS DIRECTAS

Durante su presentaci√≥n ha planteado la importancia de las ¬ępruebas indiciarias o circunstanciales¬Ľ ante la ausencia de pruebas directas de los delitos para ¬ęevitar que se den situaciones de impunidad¬Ľ. En este sentido, ha subrayado la importancia de las pruebas testimoniales, as√≠ como la presencia de huellas del principal acusado, M.T., junto a la v√≠ctima.

En la misma l√≠nea, la acusaci√≥n particular, a cargo de los familiares de J.M.S.G., plantea que ¬ęexist√≠a una manifiesta enemistad de uno de los presuntos autores de, J.M.D. con el fallecido, por no querer suministrarle droga¬Ľ.

En este sentido, la acusaci√≥n particular difiere del ministerio p√ļblico, considerando a J.M.D. ¬ęcooperador necesario en el delito¬Ľ, a√Īadiendo de esta forma responsabilidad a este acusado respecto a A.J.S.F. al que mantiene la calificaci√≥n como ¬ęc√≥mplice¬Ľ.

RECHAZO DE LAS ACUSACIONES

Sin embargo, durante sus respectivos interrogatorios, los tres acusados han negado cualquier implicaci√≥n en los hechos. El principal acusado, M.T., que se ha acogido a su ¬ęderecho a no declarar¬Ľ limit√°ndose a responder a las preguntas de su abogado, ha negado la totalidad del relato, afirmando que ni siquiera se person√≥ en el domicilio de la v√≠ctima el 4 de octubre de 2020, habiendo acudido por √ļltima vez ¬ęa comprar droga¬Ľ tan solo ¬ęcuatro o cinco d√≠as antes¬Ľ.

El acusado ha reconocido que era consumidor habitual de sustancias estupefacientes, una declaraci√≥n que ha causado la respuesta del fiscal, que ha se√Īalado que supone una contradicci√≥n ya que ¬ęen su declaraci√≥n en sede judicial llega a declarar que √©l no consume ning√ļn tipo de sustancia estupefaciente¬Ľ.

J.M.D., ha afirmado que el d√≠a de los hechos √ļnicamente se detuvieron en San Pablo de los Montes a realizar algunas compras de camino a Retuerta del Bullaque desde Sonseca.

De igual modo, ha relatado que lo otros dos acusados le pidieron que esperase en el coche, no baj√°ndose del mismo ¬ęen ning√ļn momento¬Ľ, asumiendo que los mismos hab√≠an acudido ¬ęa comprar droga o lo que fuese¬Ľ, permaneciendo all√≠ ¬ę10 o 15 minutos¬Ľ. Sin embargo, ha negado tener constancia de que ninguno de los otros dos acusados acudiese a la vivienda de la v√≠ctima.

El acusado ha planteado que, en el pasado, hab√≠a sido consumidor de estupefacientes y cliente de J.M.S.G., pero no lo era en el momento de los hechos. Adem√°s, ha apuntado que no tuvo ninguna intenci√≥n de eliminar pruebas, habi√©ndose desecho del coche porque el veh√≠culo ¬ęestaba muy mal¬Ľ.

Por otra parte, A.J.S.F., tambi√©n ha rechazado cualquier implicaci√≥n en los hechos, afirmando que, tras su salida de Sonseca en el veh√≠culo junto a M.T. y J.M.D., permaneci√≥ ¬ędormido todoel trayecto¬Ľ.

Seg√ļn su relato, al despertar en San Pablo de los Montes, le requirieron que saliese del veh√≠culo a vigilar, sin que pudiese ver desde su ubicaci√≥n en que domicilio se introduc√≠a, y J.M.D. permanec√≠a en el veh√≠culo que se encontraba ¬ęa unos 150, 200 metros¬Ľ.

A.J.S.F. ha afirmado que, tras un breve lapso de tiempo, M.T. regres√≥ a la carrera, saliendo tambi√©n otros dos sujetos ¬ęde tez morena¬Ľ que portaban ¬ędos plantas de marihuana¬Ľ. Al volver al veh√≠culo, A.J.S.F. habr√≠a preguntado qu√© hab√≠a sucedido, recibiendo por respuesta que ¬ęno hab√≠a pasado nada¬Ľ.

Por otra parte, el procesado ha reconocido ante las preguntas de su abogado que M.T. era una persona violenta, se√Īalando que ¬ętan solo comprobando los antecedentes policiales de cada uno, se ve¬Ľ.

LOS ABOGADOS DE LA DEFENSA CRITICAN EL PAPEL DE LA FISCAL√ćA

A pesar de que los acusados cuentan con tres defensas legales diferentes, estos tres letrados han coincidido en rechazar el relato planteado por la Fiscal√≠a, se√Īalando que la investigaci√≥n ha estado condicionada ¬ęen el ansia de encontrar un culpable¬Ľ.

¬ęLa polic√≠a ha hecho una investigaci√≥n prospectiva, que es poner el resultado de lo que yo quiero y luego buscar las pruebas que encajen¬Ľ, ha afirmado en este sentido la defensa de A.J.S.F.

El abogado de J.M.D. ha llegado a presentar una ¬ęsolicitud de que sea disuelto este jurado porque se ha procedido a vulnerar el procedimiento con todas las garant√≠as tal cual exige nuestro marco constitucional de derecho¬Ľ, tras la lectura de testificales que se hab√≠an realizado durante el procedimiento de instrucci√≥n al suponer una violaci√≥n ¬ędel art√≠culo 46¬Ľ.

Esta solicitud, secundada por los otros dos letrados de la defensa, ha sido rechazado por la magistrada que preside el juicio. Además de estas protestas, la defensa legal de J.M.D. ha negado cualquier implicación de su representado en el delito.

¬ęLos hechos recogidos tanto en el escrito de la Fiscal√≠a como en el de la acusaci√≥n particular no pueden atribuirse a mi patrocinado¬Ľ, a√Īade el escrito de la defensa.

El abogado de la defensa ha reiterado su cuestionamiento a las pruebas aportadas por la Fiscalía en la acusación, poniendo en duda la pertinencia de la huella del acusado, al haberse encontrado indicios de la presencia de muchas más personas en el domicilio de la víctima.

La defensa de A.J.S.F., por su parte, ha centrado su alegato en un supuesto desconocimiento total de los planes de los otros dos implicados en el momento del delito, habi√©ndose limitado a obedecer las √≥rdenes de alertarles ¬ęde observar alguna situaci√≥n comprometida¬Ľ.

Por otra parte, ha planteado que la relaci√≥n del acusado con los otros dos era de inferioridad, dada la diferencia de edad, al contar con apenas 18 a√Īos en el momento de los hechos, mientras M.T. contaba con 27 a√Īos y J.MD. con 49.

Asimismo, ha apuntado a la presencia de otras dos personas descritas por su cliente, cuestionando que quedasen excluidas de la investigación.

En cuanto a la defensa de M.T., ha negado cualquier vinculaci√≥n de su representado en la muerte de la v√≠ctima. ¬ęNo existe una prueba de ning√ļn tipo que pueda imputar a mi representado ni a ninguno de los aqu√≠ presentes que hayan participado en el homicidio¬Ľ, ha afirmado el abogado de la defensa.

¬ęEl ministerio fiscal est√° basando todo su relato en pruebas indiciarias¬Ľ, ha afirmado en abogado de M.T., solicitando la libre absoluci√≥n del acusado.

Una vez concluida la primera vista, el juicio continuará con testimonios y presentación de pruebas, hasta el 21 de septiembre, cuando un jurado popular compuesto por 9 personas, 6 hombres y 3 mujeres, asumirá la tarea de emitir un veredicto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí