Con más de cuarenta trabajadores, la empresa Marzasa es otra de las industrias referentes de Manzanares. Principalmente, fabrica cisternas y, entre sus líneas de negocio, tiene una dedicada al sector militar y otra al aeronáutico. Fundada en 1984, tiene sus instalaciones junto a la Autovía A-4.

La empresa Marzasa está próxima a cumplir cuarenta años de andadura desde que en 1984 la fundara Jesús Martín Zaballos tras la división de Marzabu. Sus hijos, Gabriel, Salvador y Alfonsi Martín Cano tomaron el testigo y la han llevado a ser una industria muy reconocida en su sector y que cuenta desde 2009 con unas modernas y amplias instalaciones en el kilómetro 171 de la Autovía A-4.

El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, junto al concejal de Desarrollo Empresarial, Manuel José Palacios, conoció estas instalaciones, con 33.000 m² de superficie de los que más de 7.000 corresponden a naves y oficinas. Según el primer edil se trata de una empresa familiar que, sin renunciar a sus orígenes, ha crecido y se ha adaptado a los tiempos para ser “puntera y necesaria”, con un producto principal, las cisternas, que son esenciales en el transporte.

El alcalde agradeció la invitación de la familia Martín Cano para visitar esta industria y resaltó el interés municipal de conocer la realidad y necesidades del sector. Por ello, como al resto de empresas, trasladó a Marzasa su total disposición en el objetivo común de favorecer el desarrollo y promoción empresarial. â€œSin las empresas, Manzanares no sería nada”, declaró Nieva.

Marzasa basa su actividad actualmente en distintos ámbitos. Por un lado están el sector civil, con fabricación de cisternas para combustibles, y el militar. Por ello, es habitual ver y salir de sus instalaciones buen número de vehículos del ejército. “Fabricamos cisternas para toda España, desde 2.000 hasta 20.000 litros de capacidad, de acero al carbono, aluminio y acero inoxidable”, explicó Gabriel Martín. En el ámbito militar, además de cisternas, fabrica remolques de carga paletizada, para transporte de personal y contenedores, entre otros productos.

Además de las divisiones civil y militar, Marzasa tiene una tercera línea de negocio con su división aeroportuaria, con la fabricación de remolques portaequipajes para compañías como Iberia y de cisternas de suministro de agua limpia y de retirada de aguas residuales para aviones.

Tras unos años en los que la crisis por la pandemia también se dejó notar en este tipo de empresas, el presente año 2023 permite ser optimistas. “En 2021 se remontó, 2022 fue mejor y en 2023 las expectativas son muy buenas”, reconoció Gabriel Martín.

La familia Martín Cano mostró al alcalde de Manzanares el trabajo que se realiza en Marzasa, desde la fase de diseño hasta la de fabricación y acabado, todo con el objetivo prioritario de satisfacer las necesidades del cliente, tanto en diseño, calidad y fabricación como en plazo de entrega.

Para ello, dispone de la última tecnología en soldadura y maquinaria con control numérico, lo que le permite ser autosuficiente y controlar así todos los procesos directamente. Cuenta con personal altamente cualificado y con formación constante, lo que permite tener todos los procesos de soldadura homologados, así como los soldadores, tanto en acero al carbono como acero inoxidable y aluminio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí