En un emotivo acto en el que se invit√≥ a reflexionar sobre los movimientos migratorios, tres personas que hace m√°s de 50 a√Īos salieron de Manzanares para buscar un futuro mejor, volvieron el domingo a su pueblo para recibir el homenaje y cari√Īo de sus paisanos. Felisa D√≠az, Juli√°n Jim√©nez y Pedro C√≥rdoba fueron distinguidos como ‚ÄėManzanare√Īos Ausentes 2023‚Äô.

Felisa, Juli√°n y Pedro. Todos tienen una historia personal con un nexo com√ļn: son personas nacidas en Manzanares que, por circunstancias de la vida en unos a√Īos dif√≠ciles, tuvieron que dejar su pueblo y establecerse en otros puntos de Espa√Īa para seguir progresando en sus respectivos periplos vitales. Ahora, el Ayuntamiento les distingui√≥ como ‚ÄėManzanare√Īos Ausentes‚Äô.

‚ÄúAusentes de cuerpo, pero no de coraz√≥n, porque aqu√≠ permanecen sus ra√≠ces, sus recuerdos, sus familias y sus v√≠nculos‚ÄĚ, resalt√≥ Jos√© Miguel Mart√≠n, mantenedor del acto celebrado el domingo en el castillo de Pilas Bonas.

En esta fortaleza desde la que creció Manzanares, y en el marco de las fiestas patronales, estas distinciones se realizan con las propuestas realizadas por las asociaciones vecinales de la localidad, presentes en el acto junto a miembros de la Corporación Municipal, familiares y allegados de los homenajeados, cuyo vínculo con su pueblo sigue muy vivo.

Felisa Díaz Martín-Buro, que trabajó como modista, dejó Manzanares para buscar un futuro mejor en Madrid, donde formó su familia. Vuelve siempre que puede y no pierde el contacto con su pueblo a través de las redes sociales. Tras recibir la placa y el reconocimiento de manos del alcalde, Julián Nieva, y del concejal de Festejos, Candi Sevilla, la emoción solo permitió a la homenajeada hacer un breve agradecimiento.

Juli√°n Jim√©nez S√°nchez-Maroto era pastor. Vivi√≥ en la calle Honda y con 17 a√Īos emigr√≥ a Valencia. All√≠ se cas√≥ y trabaj√≥ en una empresa de hilaturas met√°licas de ornamentaci√≥n religiosa, taurina o militar. Siempre lleva a Manzanares en su coraz√≥n y lee todo cuanto le llega desde su pueblo.

Pedro C√≥rdoba G√≥mez-Pastrana tiene otra historia similar. En 1970, a los 14 a√Īos, su familia busc√≥ futuro en Barcelona. Fue aprendiz de tornero y realiz√≥ maestr√≠a industrial y estudios de ingenier√≠a de calidad. Tambi√©n form√≥ su familia en Catalu√Īa, sin olvidarse nunca de su pueblo y amigos, que a√ļn conserva, ni de sus devociones: Jes√ļs del Perd√≥n y la Virgen de la Paz.

El alcalde, Juli√°n Nieva, resalt√≥ ese orgullo que los homenajeados tendr√°n toda su vida de ser manzanare√Īos y, tras agradecer la imprescindible colaboraci√≥n de las asociaciones vecinales en la acci√≥n de gobierno, hizo reflexionar a los presentes sobre c√≥mo los movimientos migratorios son una constante en la historia de la humanidad, con personas como las reconocidas en este acto que emigraron para encontrar mejores condiciones, como tambi√©n hicieron millones de espa√Īoles.

Actualmente, hay 2,7 millones de espa√Īoles que son inmigrantes en otros pa√≠ses, al igual que los inmigrantes que vienen a Espa√Īa ‚Äúy que son imprescindibles para sacar este pa√≠s adelante‚ÄĚ, reconoci√≥ Nieva, que critic√≥ la pol√≠tica migratoria europea que permite que en el Mediterr√°neo mueran m√°s de 3.000 personas al a√Īo. Abog√≥ por controlar de manera organizada los movimientos migratorios y, sobretodo, por comprenderlos.

Este acto estuvo amenizado por un cuarteto de saxofones de la banda de m√ļsica ‚ÄėJuli√°n S√°nchez-Maroto‚Äô compuesto por Pablo Nieto-Sandoval, Antonio Nov√©s, Lucas Peinado y David Talavera. Interpretaron danzas folcl√≥ricas de diferentes pa√≠ses y emocionaron a los asistentes con el pasodoble ‚ÄėAg√ľero‚Äô que puso el broche final.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí