UGT Castilla-La Mancha ha reclamado un «gran acuerdo salarial» que traslade parte de los excedentes empresariales al conjunto de los trabajadores y trabajadoras para hacer frente a la inflación, después de conocerse este martes que el IPC subió en la región un 1 % en el mes de febrero y el incremento interanual fue del 6,9 %.

La secretaria de Política Sindical y Empleo de UGT Castilla-La Mancha, Isabel Carrascosa, ha mostrado su preocupación por la «alarmante» subida del precio de los alimentos, con un incremento del 17,5 %, mientras que la media nacional se encuentra en un 16,6 %, según ha informado el sindicato en nota de prensa.

En este sentido, los datos destacan el encarecimiento anual de algunos productos básicos como el azúcar (+52,6 %), el aceite de oliva (+33,5 %), la leche entera (+33,2 %) o los huevos (+28 %), lo que «demuestra cómo las reducciones en el IVA de los alimentos no están teniendo el impacto esperado, ya que este grupo continúa liderando la presión al alza de los precios».

En términos mensuales, resalta el repunte del precio de la electricidad (+12,6 %) y pone de relieve la necesidad de seguir avanzando hacia un sistema de fijación de precios que aproxime la retribución de cada tecnología en función de sus costes de generación, conformando así un mercado energético más justo y eficiente.

«Es urgente subir los salarios e incorporar esas tan necesarias cláusulas de revisión salarial en los convenios colectivos. No podemos consentir que productos tan básicos como las legumbres y hortalizas estén por las nubes. Está claro que hace falta un mayor control de los precios para que esta situación no siga poniendo en peligro la supervivencia de tantos hogares. Los sueldos en convenio registran una subida media hasta febrero del 2,9 %, es decir, 3,2 puntos por debajo del IPC general y 4,8 menos que la tasa de inflación subyacente. De esta forma, las empresas siguen aprovechándose del contexto inflacionista actual, aumentando los márgenes y cosechando beneficios desproporcionados a costa del bolsillo de la clase trabajadora», ha reclamado.

Asimismo, también demanda un mayor control de los precios y más ayudas a los hogares. «Valoramos muy positivamente el aumento del Salario Mínimo Interprofesional en un 8 % para 2023, pero esto no es suficiente. Es necesario mejorar las rentas e incorporar cada vez más convenios con incrementos salariales acordes a la situación económica», ha concluido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí