El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano Garc√≠a-Page, que se ha mostrado a la espera de que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro S√°nchez, se pronuncie sobre la posible amnist√≠a de los l√≠deres de independentismo catal√°n, pues ha recordado que ¬ęlo √ļltimo¬Ľ que le ha escuchado decir a este respecto fue antes de las elecciones generales, cuando dijo que ¬ęno cab√≠a en la Constituci√≥n¬Ľ. De ah√≠ que haya considerado ¬ęenormemente grave¬Ľ ese cambio de posici√≥n.

De igual modo, preguntado tambi√©n por las declaraciones del expresidente Jos√© Mar√≠a Aznar, que ha llamado a la movilizaci√≥n civil ante esa posible amnist√≠a, tras asegurar que no le sorprende, pues es ¬ęAznar en su salsa¬Ľ, ha abogado por ¬ęsuperar ese debate y ese lenguaje ¬ęun tanto guerracivilista, afirmando que ¬ępor los extremos no van a venir nunca las soluciones¬Ľ.

El líder de los socialistas castellanomanchegos se ha pronunciado de este modo desde la Feria de Albacete, donde ha sido preguntado por los medios sobre estas cuestiones que centran el debate nacional.

¬ęLo √ļltimo que le he escuchado al presidente del Gobierno hablar de amnist√≠a ha sido que no cab√≠a en la Constituci√≥n. Todav√≠a no he escuchado otra cosa, y esperar√≠a escucharle. El Partido Socialista tendr√≠a muchas opciones de subir, siempre y cuando no aliment√°ramos ninguna ambig√ľedad respecto de nuestra vocaci√≥n constitucional y, l√≥gicamente, de igualdad entre todos los espa√Īoles¬Ľ.

Pese a estas palabras, Garc√≠a-Page, que ha confesado que el de la amnist√≠a es una cuesti√≥n que el tiene ¬ęmuy preocupado¬Ľ, ha se√Īalado que tiene la intenci√≥n de hacer un planteamiento ¬ęen el momento correcto¬Ľ.

¬ęAhora estamos en el momento de la investidura de Feij√≥o y, por tanto, creo que hay que verlo tambi√©n con mentalidad pr√°ctica y no caer en la ret√≥rica en la que nos quieren llevar algunos. Quiero ver cosas con detalle y pronunciarme con fundamento. Siempre con firmeza¬Ľ.

No obstante, a su juicio, en relaci√≥n con la amnist√≠a ¬ęs√≥lo hay dos obviedades, que todav√≠a se tienen que aclarar¬Ľ. ¬ęLa primera es que no han pasado dos meses desde las Elecciones Generales, que fueron el 23 de julio, a las que el PSOE fue con el planteamiento de que la amnist√≠a no cab√≠a en la Constituci√≥n. Por consiguiente, a los electores lo que le planteamos el 23 de julio es que la amnist√≠a no cab√≠a en la Constituci√≥n¬Ľ, ha reiterado.

De ah√≠ que haya sentenciado que ese nuevo planteamiento ¬ęse tendr√° que explicar o se tendr√° que aclarar si es que alguien quiere dar un cambio de enfoque o de idea¬Ľ.

¬ęLa realidad es que todo el Gobierno en pleno, todos los ministros, se han hartado de decir que no cab√≠a en la Constituci√≥n y era la contestaci√≥n que se le daba permanentemente a Esquerra Republicana. Por tanto, que lo que no cab√≠a en la Constituci√≥n quepa de un d√≠a para otro, esto de entrada, como comprender√°n, es enormemente grave¬Ľ.

Dicho esto, ha defendido que ¬ęcomo medicina previa¬Ľ todos los dem√≥cratas de Espa√Īa, ¬ętienen que escuchar a Puigdemont o a los independentistas cuando hayan reconocido el camino constitucional, se ratifiquen en el compromiso constitucional, aunque quieran cambiar la Constituci√≥n o no les guste, y en cualquier caso un compromiso evidente de no volver a las andadas¬Ľ.

¬ę√Čsta es una obviedad. S√≠ te est√°n diciendo que quieren la amnist√≠a para volver a hacer lo mismo, miel sobre hojas, vamos, que est√° m√°s claro el agua, m√°s claro el agua¬Ľ.

De igual modo, preguntado tambi√©n por las declaraciones del expresidente Jos√© Mar√≠a Aznar, tras asegurar que no le sorprende, pues es ¬ęAznar en su salsa¬Ľ, ha abogado por superar ese debate y ese lenguaje ¬ęun tanto guerracivilista¬Ľ, afirmando que ¬ępor los extremos no van a venir nunca las soluciones¬Ľ.

Y es que Garc√≠a-Page se ha mostrado convencido de que las soluciones, lejos de venir de las posiciones extremas ¬ętienen que venir de las soluciones m√°s ponderadas, m√°s moderadas¬Ľ. ¬ęCreo que ese es el espacio en el que algunos nos vamos a empe√Īar cabezonamente en que no se pierda del todo en Espa√Īa, porque si no estamos condenados a que permanentemente una mitad le est√© llevando la contraria a la otra mitad. Este no es un debate, no es un debate ni siquiera a veces de izquierdas y derechas, como se quiere plantear¬Ľ.

Dicho esto, ha argumentado que la derecha catalana ¬ęes m√°s que el PP en Catalu√Īa y ha sido el rival permanente del Partido Socialista de los catalanes. ¬ęEn t√©rminos econ√≥micos, Puigdemont se entender√≠a mejor con Aznar que con nosotros¬Ľ.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí