Las autopistas de peaje que quebraron tras la crisis financiera de 2008 y que el Estado rescató en 2017 obtuvieron un beneficio neto de 2,7 millones de euros en 2022, lo que supone más que duplicar las ganancias de 1,2 millones de euros que registraron el año anterior.

En cualquier caso, esta cifra de negocio se encuentra por debajo de los 108 millones de euros que la empresa esperaba obtener, tras admitir que el año 2022 «también estuvo marcado por la pandemia».

En total, por sus autopistas pasaron 48 millones de vehículos durante todo el año, lo que representa un incremento del 10% respecto a 2021, destacando los tráficos de la R-2 (Madrid a Guadalajara), la R-3 (salida de Madrid dirección Valencia) y la R-5 (Madrid-Navalcarnero) con 9,8, 9,5 y 8,2 millones de vehículos, respectivamente.

Estas dos últimas vías (R-3 y R-5), que operan bajo una misma concesión, ganaron 7,6 millones de euros, con unos ingresos conjuntos de 27,3 millones de euros. La R-2, por su parte, tuvo un beneficio de 1,2 millones y unos ingresos de 14,6 millones de euros.

Pese a que todas las vías aumentaron los tráficos, la R-4 (salida de Madrid dirección Córdoba) y la AP-41 (Madrid-Toledo) obtuvieron unas pérdidas de 4,6 y 3,2 millones de euros, respectivamente, por sus altos gastos de explotación.

La AP-7 Circunvalación de Alicante y la M-12 Eje Aeropuerto de Madrid también perdieron dinero, aunque en menor medida: 1,3 y 1,2 millones, respectivamente. Las dos restantes, AP-36 (Ocaña-La Roda) y AP-7 (Cartagena-Vera) ganaron 3,9 millones y 212.000 euros, respectivamente.

PÉRDIDAS EN LAS OBRAS

Aunque el negocio de la gestión de autopistas fue positivo para Seitt, la empresa se anotó unas pérdidas de 9 millones de euros, debido a su otra pata de negocio, perteneciente a las obras de infraestructuras en carreteras o también en vías de tren.

Este segmento de obras ingresó 181 millones de euros y perdió 11,8 millones de euros, lo que contribuyó negativamente al resultado del grupo por las obras gratuitas entregadas a Adif (la empresa pública que gestiona las vías de tren). En cualquier caso, los ‘números rojos’ de 9 millones contrastan con los 72 millones que perdió el año anterior, reduciéndolos así en un 87%.

Para 2023, Seitt espera obtener unos ingresos en su área de gestión de autopistas de 102 millones de euros, lo que supondría elevarlos un 16% respecto a los 87,9 millones de 2022. Las inversiones previstas ascienden a 16 millones de euros para este ejercicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí