El Ayuntamiento de Polán (Toledo), después de que la Consejería de Sanidad haya recomendado no consumir el agua en este municipio, ha aclarado que esta decisión responde a la «descompensación en los valores durante el proceso de la cloración del agua detectado en un análisis rutinario».

«Se está trabajando para que los valores retornen a su estado normal para volver a declarar el agua apta para el consumo humano», ha indicado el Consistorio de Polán en una nota informativa.

Tras precisar que el agua sí es apto para otros usos domésticos como lavar, fregar o el aseo, desde el Ayuntamiento han asegurado no tener una previsión de la duración de esta situación, pues depende del resultado de las analíticas tras los trabajos realizados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí