A.A, acusado de allanar la vivienda de un conocido –A.A.S.– en agosto de 2018 en Alameda de la Sagra (Toledo) y darle una paliza a consecuencia de una discusi贸n anterior, ha asegurado que acudi贸 a ese domicilio porque de forma previa el que fuera su amigo quer铆a hablar con 茅l y le hab铆a llamado para que fuese a su casa. Nada m谩s entrar se enzarzaron en una pelea, que provoc贸 diversos destrozos en el inmueble.

Durante la primera sesi贸n del juicio que, con tribunal de jurado popular ha arrancado este lunes en la Audiencia de Toledo, el procesado, a preguntas del representante del Ministerio Fiscal, ha asegurado que acudi贸 en estado de embriaguez al domicilio de la v铆ctima, que le abri贸 la puerta. De forma contradictoria, y en respuesta a su abogado, ha dicho despu茅s que pese a haber bebido vodka, no estaba borracho.


DO La Mancha

Ha insistido en que no salt贸 la cancela y derrib贸 de una patada la puerta de entrada, tal y como le acusan tanto la Fiscal铆a como la acusaci贸n particular, porque al ser agosto iba en chanclas, calzado que le impedir铆a llevar a cabo esas acci贸n.

A.A., que ha manifestado haber tenido una relaci贸n casi familiar con A.A.S tras la amistad que hab铆an forjado sus respectivas mujeres, ambas de nacionalidad marroqu铆, ha explicado ante el tribunal que la confianza entre ambos se trunc贸 tiempo despu茅s. En ese momento, el no ten铆a trabajo y discut铆a 芦lo normal禄 con su mujer, por lo que la esposa de la v铆ctima, como amiga, le pidi贸 que dejara de beber.



Pese a que el escrito del fiscal se帽ala que fue la reparaci贸n de un veh铆culo lo que provoc贸 la agresi贸n, el procesado ha negado este extremo y ha relatado que A.A.S malinterpret贸 que entre su mujer y 茅l hab铆a algo m谩s que una amistad, pensamiento que acab贸 diezmando esa relaci贸n. 芦Solo era la amiga de mi mujer, era paisana y me daba consejo禄, ha defendido.

芦脡l me llamo y me dijo que fuera a su casa para aclarar eso. Yo iba en chanclas y es imposible romper una puerta blindada. Encima estaba borracho. Fue Antonio el que me abri贸 puerta, tras llamar yo al timbre禄, ha relatado el acusado, que ha a帽adido que fue A.A.S, quien le empez贸 a insultar y le dijo algo as铆 como que 芦uno de los dos iba a salir de all铆 con las piernas por delante禄.



A continuaci贸n, seg煤n ha recordado, comenz贸 una pelea entre ambos, negando que fuese 茅l quien cogiera una botella de vidrio y la rompiera con intenci贸n de agredir a A.A.S., al que tampoco le puso la rodilla en el cuello, pues sab铆a que ten铆a un marcapasos. 芦Si lo hago se muere禄, ha admitido.

De igual modo, ha rechazado haber destrozado diferentes objetos por toda la vivienda, como mantiene la Fiscal铆a y la acusaci贸n, a帽adiendo que esos desperfectos se produjeron en el desarrollo de la pelea por los 芦empujones禄 que ambos se propinaron.



Por 煤ltimo, el procesado ha explicado que cuando llegaron las dos esposas, que ven铆an juntas de Madrid en el coche de su mujer, 茅l acaba de levantar a A.A.S del suelo y se fue en el veh铆culo de su mujer al centro de urgencias de A帽over del Tajo porque estaba sangrando mucho. Pero, seg煤n ha detallado, estaba cerrado y por eso entr贸 a comprar una botella de agua en un bar, donde fue detenido por la Guardia Civil.

芦PENS脡 QUE ERA EL 脷LTIMO D脥A DE MI VIDA禄

Mientras, la presunta v铆ctima ha manifestado que a A.A. le un铆a una relaci贸n de amistad, forjada a trav茅s de sus mujeres, y de 芦ayuda禄, pues daba dinero a su familia para que pudieran mantener al hijo que ten铆an, aunque hab铆a 芦ideas y cosas禄 del procesado que no le encajaban y, por eso, quiso cortar ese hilo. 芦Y 茅l hizo lo que hizo禄.

Aunque ha admitido haber llamado por tel茅fono al procesado otro d铆a, ha testificado que el d铆a que sucedieron los hechos que hoy se juzgan 茅l estaba solo en casa, porque su mujer se hab铆a marchado a Bilbao con sus hijas y su madre, a visitar a una hermana. Ha contado que estaba tumbado en el sof谩, cuando A.A. peg贸 un 芦patad贸n禄 a la puerta, que se abri贸 de forma violenta y entr贸 en el sal贸n.

芦No me dio tiempo a sentarme. Entr贸 en un segundo, hablando muy fuerte y en 谩rabe, como para intimidarme. Sin mediar palabra se li贸 a pu帽etazos conmigo, igual que una ametralladora. Me dio todo lo que quiso y m谩s禄, ha detallado la v铆ctima, que adem谩s de asegurar que le daba 芦patadones en el pecho禄, ha dicho que intentaba levantarse pero se lo imped铆a poni茅ndole la rodilla en el pecho.



A rengl贸n seguido, ha rememorado, el procesado rompi贸 una botella de vino de dos litros vac铆a que hab铆a en la casa de decoraci贸n, con intenci贸n de agredirle. 芦Pensaba que era el 煤ltimo d铆a de mi vida. Puse la mano y forcejamos, por eso el ten铆a alguna herida禄, ha se帽alado A.A.S, que tambi茅n ha hablado de lo exaltado que estaba su agresor. 芦Ten铆a que tener algo de droga dentro禄.

VERSIONES OPUESTAS SOBRE LA PUERTA DE LA VIVIENDA

En la primera sesi贸n de esta vista tambi茅n han declarado las mujeres tanto del procesado como del agredido. 脡sta 煤ltima ha afirmado que ese d铆a que ocurrieron los hechos ella estaba de regres贸 de Bilbao, y que fue la mujer de A.A. la que les recogi贸 en Madrid para llevarles hasta Alameda de la Sagra.


Vin铆cola de Tomelloso

De forma previa, ha narrado que el acusado le hab铆a llamado por tel茅fono 芦demasiado cabreado禄 para decirle que iba a ir a su cada 芦a devolverle dinero禄 a su marido. Ella, al notarlo tan alterado, le pidi贸 que no lo hiciera.

Pero al llegar a casa, en el coche de la mujer del acusado, vio que la puerta estaba rota y abierta y, entonces, entr贸 corriendo. All铆 encontr贸 a su marido tirado en el suelo, con todo lleno de sangre y tierra, y al agresor 芦de pide con un palo en la mano禄. 芦Me dijo no grites, est谩 vivo todav铆a禄, ha afirmado la mujer de la v铆ctima, que ha insistido en que A.A., que actuaba de forma amenazadora, se fue poco despu茅s en el coche de su esposa.



Por contra, la esposa del procesado, que tambi茅n ha relatado que fue a buscar a su amiga a Madrid porque ven铆a de viaje desde Bilbao, ha afirmado que 茅sta abri贸 la puerta con su llave y al entrar empez贸 a gritar. Ha aseverado que A.A.S. estaba en el suelo y A.A. a su lado, y que todo estaba lleno de sangre y hab铆a 芦mucha confusi贸n禄.

Pese a admitir que su marido beb铆a, y que hab铆a algunas noches no iba a casa, ha defendido que no era agresivo 芦con nadie禄, y que en ning煤n momento le comunic贸 su intenci贸n de ir a casa de A.A.S., aunque s铆 sab铆a que estaba solo.

Por 煤ltimo, ha indicado que le dio las llaves de su coche a su marido, que abandon贸 la casa de A.A.S. al poco de llegar ellas, porque fue la mujer de este quien le pidi贸 que le diera las llaves para que se fuera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqu铆