Otro 25 de noviembre que las cifras de mujeres asesinadas, por ser mujeres, no paran. La violencia machista, no es un problema privado, es un problema estructural y como sociedad no podemos mirar hacia otro lado.

No es casual que el patriarcado se rebele contra el feminismo y ejerza su violencia, negando la mayor, rechazo las leyes que le haga perder el control sobre nuestros cuerpos


ACREDITA
Advertisement

El patriarcado reinventa nuevas formas de violencia como el acoso sexual y por razón de sexo en el trabajo, los pinchazos o el acoso nocturno, las violaciones en manada o incluso la nueva moda de rechazar a las mujeres que quieren sexo seguro.

La violencia sobre las mujeres se hace cada vez más fuerte, quieren castigarnos por ser mujeres.



Desde 2003 un total de 1.167 mujeres han sido asesinadas, fecha en la que se comienzan a contabilizar los asesinatos, nos dice que la violencia sí tiene género, por mucho que la extrema derecha lo niegue.

 La trata, la prostitución, la pornografía, la explotación reproductiva, las violaciones en manada, los pinchazos, la violencia psicológica o la violencia vicaria existe, y las más vulnerable somos las mujeres y las niñas.


Lokinn

Los asesinatos son el punto y final del calvario de muchas mujeres y niñas, pero no es el final de la violencia ejercida sobre las mujeres.

Los jóvenes, niegan esta violencia, necesitamos educar en igualdad, para que la sociedad pueda vivir en paz, acabar con el mito del amor romántico, que los celos y el control son por amor.

Desde el Grupo Municipal de Izquierda Unida-Podemos decimos que basta ya de tener miedo solo por ser mujer, llamamos a luchar contra las violencias que sufrimos las mujeres, este 25 de noviembre salimos a la calle a reivindicar que tenemos el mismo derecho que los hombres a no tener miedo a salir, a estudiar y a trabajar, en definitiva, a vivir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí