Eso es, no los pagues. S√≥lo lim√≠tate a estar atento al a√Īo electoral, s√≠, ese en el que de repente salen muchos pol√≠ticos, sobre todo concejales, a hacerse fotos, cortar cintas y anunciar millones en inversi√≥n. ¬ŅDudas a√ļn? Ahora seguro que lo localizas: es ese momento en el que empiezan a asfaltar calles, anunciar macro fiestas y artistas de primer nivel (y cach√©). Justo ese momento.

Como todo el mundo sabe, s√≥lo se vive y se necesitan servicios p√ļblicos una vez cada cuatro a√Īos. Los otros tres no es necesario tener calles sin baches, imbornales atascados, alcantarillados rotos o pistas deportivas que no drenan o sin hierbas. Ni siquiera necesitamos porter√≠as de f√ļtbol que no est√©n ca√≠das, bonificaciones fiscales o bombillas que no parpadeen toda la noche.


Lokinn

Por lo tanto, no paguemos impuestos todos los a√Īos, s√≥lo cuando los pol√≠ticos de la pol√≠tica tradicional, los que viven de ella y que fuera de ella estar√≠an en el paro, se ponen manos a la obra para encandilarnos los ojos, a sus vecinos, ciudadanos y votantes potenciales. No hay nada como el olor a asfalto nuevo en el verano previo a las elecciones, con esas calles bien limpias, con esas fuentes con agua renovada, con ese espectacular cartel cultural y fotos, muchas fotos del alcalde o alcaldesa de turno. Ah, y se me olvidaba‚Ķ anuncios y anuncios de nuevas infraestructuras, centros c√≠vicos, culturales, deportivos, centros de salud‚Ķ todo el cat√°logo oiga.

Disfrutemos el momento. Justo ese a√Īo en el que pagaremos nuestros impuestos veremos que sirven para algo, no como si los pag√°semos los otros tres a√Īos, frustrantes, en los que pensar√≠amos que caen en saco roto, donde si somos curiosos podr√≠amos incluso descubrir que de lo presupuestado para ese a√Īo ni siquiera se gasta completamente, dejando cientos de miles de euros en el limbo de los ‚Äúremanentes de tesorer√≠a‚ÄĚ.



Ahora, este √ļltimo a√Īo, ser√° el a√Īo de los a√Īos de gasto pol√≠tico en elecciones. A causa de la pandemia se elimin√≥ el l√≠mite de gasto de los municipios con una l√≥gica clara, el COVID trajo sobrecostes, desempleo, p√©rdidas en vidas de vecinos y familiares, y era necesario aumentar el gasto sin esas limitaciones para poder, en la medida de lo posible, amortiguar el duro golpe que ha supuesto la pandemia, aunque de la guerra o el espectacular dato de inflaci√≥n y subida de precios que sufrimos en Castilla-La Mancha siendo la comunidad aut√≥noma donde le sale m√°s caro a un ciudadanos hacer la compra diaria y, por tanto, donde m√°s nos empobrecemos mes a mes cobrando el mismo sueldo (el que lo tenga), hablaremos otro d√≠a.

Pero como todo el mundo sabe, los costes sanitarios, fomento del emprendimiento y creación de empresas, ayudas a las familias para que nadie se quede atrás, se solucionan asfaltando calles, inaugurando pistas deportivas, centros cívicos o haciéndonos fotos cada vez que sale el sol…

Dejando, ahora s√≠, la iron√≠a a un lado, los impuestos son fundamentales para sostener, todos los d√≠as del a√Īo el estado del bienestar y no un juguete en manos del gobernante con un fin estrictamente electoral. Deben financiar desde los grandes sectores como la sanidad, educaci√≥n, las pensiones, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, etc., como muchos de los servicios municipales b√°sicos que se prestan en el d√≠a a d√≠a.

Mientras tanto, seguiremos siendo merecedores del uso a pleno rendimiento de nuestros impuestos √ļnicamente una vez cada cuatro a√Īos. Otro d√≠a hablaremos de si se gasta bien y adecuadamente o del apasionante mundo de los chiringuitos pol√≠ticos.

Lu√≠s Mero√Īo

 Portavoz de Ciudadanos Ayuntamiento de Bargas (Toledo)


Vinícola de Tomelloso

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí