El 25 de abril de 1997 se aprueba la ley 15/97 sobre la habilitaci贸n de nuevas formas de gesti贸n del Sistema Nacional de Salud. En el enunciado n煤mero dos su art铆culo 煤nico subscribe: 鈥淟a prestaci贸n y gesti贸n de los servicios sanitarios y sociosanitarios podr谩 llevarse a cabo, adem谩s de con medios propios, mediante acuerdos, convenios o contratos con personas o entidades p煤blicas o privadas, en los t茅rminos previstos en la Ley General de Sanidad.鈥

Este peque帽o p谩rrafo, aprobado en un BOE hace 25 a帽os, es el principal responsable del desmantelamiento sistem谩tico de la Sanidad Publica en Espa帽a. Con la p茅rdida de camas hospitalarias, la precarizaci贸n de los contratos, la falta de personal y de recursos en los propios centros tras la entrada de empresas privadas, con jugosos contratos, se dej贸 de poder fiscalizar el servicio.

Este modelo ha tenido diversos ejemplos que estuvieron a la vanguardia del fracaso, proyectos que se nos vend铆an como lo mejor, lo m谩s rentable, como el nuevo hito en la esfera sanitaria con tintes de flagrante neoliberalismo. El Hospital de Alzira fue el primero en r茅gimen de concesi贸n administrativa, y si dur贸 tanto fue por la colaboraci贸n de las autoridades sanitarias que fueron c贸mplices de este esperpento. Los ingentes recursos que durante estos a帽os se han empleado en la concesi贸n privada se han dejado de emplear en el resto de departamentos.

Pero parece que no aprendemos, la construcci贸n del nuevo Hospital de Toledo no ha estado exento de pol茅mica, las diversas empresas privadas a las que se les adjudic贸 la construcci贸n y la gesti贸n de los servicios no sanitario, Acciona, ACS y OHL, vendieron buena parte de su participaci贸n a fondos de inversiones franceses, holandeses o canadienses, ganando enormes beneficios.


Advertisement

R铆os de tinta no servir铆an para escribir sobre los fracasos del modelo liberal y privatizador de la Sanidad P煤blica en cualquier zona, regi贸n o pa铆s, y los 煤nicos defensores de este modelo siempre son los mismos, los que se pueden permitir un seguro privado con todo incluido. Pero hasta a estos mismos garantes de la privatizaci贸n la Covid los ha dado un ba帽o de realidad, porque en lo m谩s cruento de la pandemia los seguros se lavaron las manos, los asegurados fueron atendidos gracias a nuestra Sanidad P煤blica que no le da la espalda a nadie, pero, como siempre, estos detalles parece que se les olvida f谩cilmente.

Hoy m谩s que nunca tenemos que seguir defendiendo nuestra sanidad p煤blica, es nuestro deber c铆vico presionar a los gobiernos para que se suprima la ley 15/97 y todas las otras leyes privatizadoras que facilitan la entrada de las empresas que s贸lo buscan beneficios. Los centros de mayores y de dependientes, el refuerzo de la atenci贸n primaria, la disminuci贸n de las listas de espera de consulta o de cirug铆a, un mayor n煤mero de profesionales sanitarios y mejora de sus condiciones laborales y un largu铆simo etc茅tera tendr铆an que estar en el foco de las reivindicaciones.


Vin铆cola de Tomelloso

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqu铆