El aumento de las hospitalizaciones por bronquiolitis en niños, asociada al Virus Respiratorio Sincitial (VRS) y que se ha cuadriplicado en los menores de 4 años, está tensionando las urgencias de los hospitales de varias regiones, principalmente en la Comunidad de Madrid, que se ve obligada a contratar a 350 sanitarios de refuerzo.

Cataluña, Castilla-La Mancha, Madrid o la Comunidad Valenciana han reportado un repunte de casos de bronquiolitis, especialmente en la franja de 0 a 4 años, mientras que en Andalucía su gobierno ve, por el momento, la situación controlada y destaca que su sistema hospitalario «está preparado para atender todo lo que venga».


Vinícola de Tomelloso

Este aumento se debe a la estacionalidad y al descenso de las temperaturas, pero también a la falta de circulación del virus estos dos años por el uso de mascarillas, lo que ha provocado una menor inmunización natural.

A nivel nacional, según datos de la Red de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, en Atención Primaria se ha disparado la presencia de bronquiolitis asociada a VRS con una tasa de 945,7 casos por cada cien mil habitantes en el grupo de niños de 0 a 14 años, seguido de la franja de 5 a 14 años que registra 195 casos por 100.000.



Este repunte es más acusado en la franja de 0 a 4 años, con 79,4 casos por 100.000 habitantes, mientras que un mes antes la tasa de incidencia en esta franja de edad era de 19,5 casos por 100.000 y, según vaticinan los servicios de salud regionales, los picos se alcanzarán en las próximas semanas.

CASTILLA-LA MANCHA

En Castilla-La Mancha los hospitales tienen en estos momentos capacidad suficiente para hacer frente al aumento de casos en menores de catorce años registrado en los últimos diez días, por lo que no tiene previsto contratar sanitarios de refuerzo ni incrementar el número de camas.



Fuentes de la Consejería de Sanidad han confirmado que las urgencias han notado una mayor afluencia de afectados por esta infección de las vías respiratorias, que en algunos centros sanitarios se ha elevado «un 60 % más», pero han descartado que «de momento» haga falta poner en marcha un plan de contingencia para combatir esta ola.

LA JUNTA AFIRMA TENERLO CONTROLADO

La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha indicado este martes que la región sufre un incremento de la presión hospitalaria por infecciones respiratorias como la bronquiolitis, aunque ha descartado que los servicios sanitarios se encuentren próximos a la saturación.


DO La Mancha

A preguntas de los medios en rueda de prensa, la consejera ha afirmado que se prevé una respuesta adecuada por parte de los servicios sanitarios de la región. «Lo tenemos controlado en este momento porque afortunadamente tenemos camas y profesionales suficientes», ha afirmado Fernández.

Fernández ha indicado que el mayor incremento de ingresos pediátricos hospitalarios se sitúa en la provincia de Albacete. «Hemos pasado de tener 80 casos al día a 140 casos de urgencias, y también tenemos un mayor número de ingresos», ha indicado en este sentido, especificando que los ingresos han aumentado en un 27 % respecto a las mismas fechas del pasado año.



«La situación es muy heterogénea, hay hospitales en los que contamos únicamente con un caso, mientras hay otros hospitales donde ya se está notando», ha explicado la portavoz gubernamental.

La portavoz ha comparado la situación en Castilla-La Mancha con la de otras regiones que sí están viendo problemas para asumir el incremento de hospitalizaciones, poniendo en valor la política sanitaria de la región. «Tengan en cuenta que donde más problemas está habiendo es en comunidades donde se despidieron a los refuerzos contratados para la Covid, actuación que no se corresponde con la de Castilla-La Mancha, por lo tanto contamos con margen para atender a mucha más gente», ha planteado Fernández.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí