La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Castilla-La Mancha ha trasladado este martes al presidente de la región, Emiliano García-Page, las cuestiones que preocupan a los agricultores y los ganaderos castellanomanchegos, así como el futuro y los retos a los que se enfrenta el sector.

Un día después de la celebración de su Asamblea General, el Comité Ejecutivo Regional de la organización agraria ha planteado, durante el encuentro de trabajo que se ha producido en el Palacio de Fuensalida, en Toledo, la necesidad de solucionar los problemas y atender las necesidades del campo. Por ello, han acordado presentar un documento que recoja las demandas concretas de los agricultores y ganaderos de la región, según ha informado Asaja en nota de prensa.

Unas propuestas que, según ha valorado Asaja, han sido bien recibidas por el Gobierno regional, tanto por el presidente, Emiliano García-Page, como por el vicepresidente de la Junta, José Luis Martínez Guijarro, y el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, que han estado presentes durante la reunión.

Así, entre los planteamientos que la organización entregará en los próximos días y que se han tratado este martes, se encuentran la Política Agraria Común (PAC), el agua y el cumplimiento de la Ley de la Cadena Agroalimentaria como asuntos de relevancia, así como todas aquellas cuestiones cuyas competencias dependen de la Consejería de Desarrollo Sostenible. En este sentido, los representantes de los agricultores se han referido a los daños por fauna silvestre, la prevención de incendios, las plantas fotovoltaicas o las granjas de porcino.


Lokinn

Los dirigentes agrarios han explicado la «crítica situación» que atraviesa el sector, agravada por la sequía y las consecuencias del conflicto entre Rusia y Ucrania y las de la pandemia del COVID-19, refiriéndose particularmente a la subida de los costes de producción.

Garantizar la renta de los agricultores, «que son los que abastecen de alimentos al conjunto de la sociedad», y defenderlos de los ataques al sistema productivo serán los objetivos que la organización agraria perseguirá con sus reivindicaciones.



El balance de la agricultura y la ganadería de 2022, que será presentado por la organización en los próximos días, tal y como ha anunciado José María Fresneda, ha sido «catastrófico» en prácticamente en la totalidad de los sectores, aunque algunos se encuentran en una situación de vulnerabilidad aún mayor. En este sentido, los miembros de Asaja Castilla-La Mancha han explicado al presidente de la región la problemática particular de los cultivos herbáceos, los leñosos o la ganadería, pidiendo una atención especial para superar las dificultades que atraviesan.

Finalmente, durante el encuentro se han tratado otros asuntos importantes en torno al mundo rural, tales como la despoblación, la incorporación de los jóvenes, la jubilación de los mayores y la visibilidad de las mujeres, entre otros.


Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí