El presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega, ha suspendido su agenda pública desde este viernes y durante un plazo de una semana, para cumplir las necesarias condiciones de aislamiento establecidas por las autoridades sanitarias tras habérsele diagnosticado como positivo en infección por COVID-19.

Durante el periodo que José Luis Vega deberá evitar el contacto con otras personas y mantenerse fuera de cualquier espacio público, sus funciones de representación de la Diputación de Guadalajara serán asumidas por el vicepresidente primero, Rubén García, ha informado la Diputación en un comunicado.

El presidente de la Diputación Provincial presenta sintomatología leve y buen estado general de salud, lo que le permitirá seguir desarrollando la parte de las actividades propias de su cargo institucional que puedan ser llevadas a cabo en situación de confinamiento domiciliario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí