Las temperaturas descenderán y el frío llega en este inicio de diciembre y del invierno meteorológico, después de un otoño marcado por los valores más altos de lo normal, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que pronostica un ambiente frío durante los próximos días acompañado por precipitaciones que según los días y las zonas terminarán afectando a toda España.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha señalado que se notará un ambiente frío durante los próximos días en buena parte del territorio, con heladas nocturnas en amplias zonas del centro y norte peninsular hasta el lunes, y con temperaturas diurnas que no llegarán a 10 grados centígrados (ºC) en esas zonas.



En todo caso, ha aclarado que no se trata de una ola de frío porque «no se cumplen los requisitos» ni de extensión, ni intensidad o duración sino que es, ni más ni menos que un «frío relativamente normal y esperable para esta época del año en la mayor parte del país».

«Lo que no era normal eran las temperaturas tan altas que hemos tenido durante buena parte del otoño», ha apostillado.



Respecto a las precipitaciones, ha indicado que afectarán desde el jueves al sábado al área mediterránea peninsular y Baleares donde se podrán producir chubascos localmente intensos. Después, a partir del domingo entrarán en escena borrascas atlánticas que llegarán con vientos más templados y húmedos y que provocarán un ascenso de las temperaturas y, «sobre todo» lluvias durante buena parte de la próxima semana.

Las más abundantes caerán sobre Andalucía, Extremadura, el oeste de Castilla-La Mancha, el entorno del Sistema Central y otros puntos de la zona centro, aunque a lo largo de los días las precipitaciones podrán caer en prácticamente cualquier punto del territorio y serán en forma de nieve en las montañas.

Respecto a Canarias, se esperan lluvias intensas este fin de semana y el lunes porque la primera del tren de borrascas afectará también al archipiélago canario.

De momento, ve «difícil cuantificar» la cantidad total de lluvias que recibirán las distintas zonas, pero Del Campo confía en que ayudarán a paliar la sequía meteorológica que afecta a España ya que en este otoño las precipitaciones no han llegado a sus valores normales, por lo que ha sido más seco de lo normal.


Advertisement

En todo caso, el portavoz insiste en que para terminar con la sequía por completo haría falta encadenar muchos más episodios de lluvias similares al que se espera la próxima semana.

En concreto, el jueves y viernes tendremos cielos cubiertos con chubascos en el área mediterránea y en Baleares chubascos que podrán ser tormentosos y localmente fuertes y acumular más de 20 litros por metro cuadrado en una hora, sobre todo en Ibiza sur de Tarragona y puntos de la Comunidad Valencia.


Vinícola de Tomelloso

Los chubascos se extenderán de forma más débil a otros puntos del este de la Península y al Cantábrico y serán en forma de nieve por encima de 1.500 metros. El ambiente será «frío» y las heladas nocturnas podrán alcanzar los -8ºC en el Pirineo y de -4 a -5ºC en la meseta norte y páramos del centro. Las diurnas no superarán los 10ºC en amplias zonas del centro y norte de la Península. En el Mediterráneo andaluz podrán rozar los 18ºC.

El fin de semana las mínimas bajarán algo más, tanto las nocturnas como las diurnas, por la llegada de aire más frío desde latitudes altas y porque los cielos estarán poco nubosos o despejados en amplias zonas del interior. En capitales como Burgos o Soria no pasarán de 5ºC y en otras muchas de la mitad norte no llegarán a 10ºC.

El sábado lloverá en puntos del Mediterráneo y Baleares y algunas serán localmente fuertes, aunque empezarán a remitir el sábado por la tarde y también puede llover de manera débil en otros puntos de la mitad este y del Cantábrico. Las nevadas aparecerán a partir de 1.000 o 1.200 metros.

El domingo llegará la primera del tren de borrascas atlánticas que visitará la Península y empezará a llover por Andalucía occidental, desde donde se extenderán durante el día en Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha, zona centro y puede que en el sistema Central.



Las lluvias se irán generalizando el lunes por la mitad occidental peninsular y regarán sobre todo el oeste de Andalucía, Extremadura y oeste de Castilla-La Mancha, entorno del sistema Central y otras áreas del centro.

En cuanto al martes y el miércoles, 6 y 7 de diciembre, el portavoz espera que las lluvias lleguen a más zonas de la mitad norte y la mitad este pero ve «poco probable» que alcancen el Mediterráneo. También nevará en las montañas y esta situación de precipitaciones y ambiente inestable en general continuará probablemente el resto de la semana.



La segunda mitad de la semana se podría producir un nuevo descenso térmico, por lo que también caerá la cota de nieve. «No podemos descartar por completo que en esa segunda mitad de la próxima semana haya nevadas en zonas llanas de la mitad norte y no sólo en las montañas», avisa Del Campo que, de momento ve ese extremo poco probable.

La predicción para Canarias de la AEMET pronostica que el viernes llueva en Lanzarote, Fuerteventura, norte de las islas más montañosas, que continuarán el sábado con posibles chubascos en las vertientes orientales. A partir del domingo las lluvias se intensificarán con chubascos que pueden ser localmente fuertes y tormentosos, especialmente en vertientes oeste y sur de las islas de más montañosas, con rachas además de viento del suroeste muy fuertes.

Los chubascos intensos en el archipiélago podrían seguir el lunes y el martes y los vientos girarán al norte, por lo que las precipitaciones quedarán más acotadas al norte de las islas. Las temperaturas subirán ligeramente el fin de semana y bajarán ya a lo largo de la próxima semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí