Conocí a Norberto Dotor allá por 1980, cuando yo era un aspirante a alumno de BBAA, que estaba becado por la Fundación Cultural de La Mancha en Almagro en su primera convocatoria de los cursos de Arte para jóvenes artistas. Norberto era ya un referente a nivel nacional en el mundillo del Mercado del Arte, y era un auténtico placer escucharle hablar de Arte Contemporáneo y contar anécdotas y chascarrillos.

La Galería de Arte Fúcares fue inaugurada allá por 1974, cuando un joven Norberto, después de haber estudiado Turismo en Granada, y siendo aficionado al Arte, decidió montar en su pueblo una galería de Arte, pensando en dar una oferta cultural en un Almagro que empezaba entonces a despuntar como destino de turismo cultural. Hemos de recordar que en aquellos años, en los últimos coletazos de la dictadura, había pocas galerías de Arte en España, y las que había estaban en las grandes ciudades.

Norberto Dotor: 48 años de galerista por amor al arte

Norberto fue aprendiendo el oficio de galerista de forma intuitiva pero también empírica, a través del método “ensayo-error”, pero su gran pasión por el Arte le hizo prosperar y avanzar en un mercado entonces emergente. A principios de los años 90 del siglo pasado abrió otra galería en Madrid, mientras su hermana Paloma, se quedaba al frente de la galería de Almagro. Norberto estuvo al frente de su galería de Madrid hasta su jubilación en 2014, cuando volvió a Almagro, y ahora ejerce de asesor técnico y artístico en la galería que dirige su hermana.

Las charlas con Norberto son inacabables, y el tiempo se detiene. Después de muchos años sin vernos, hace unos 4 años que volvimos a conectarnos, gracias a las redes sociales, y manteníamos intensos debates y charlas sobre el arte y la vida. Cuando el verano pasado organizó la exposición colectiva “Variaciones sobre el bodegón del cardo de Sánchez Cotán” tuvo la amabilidad de invitarme a participar en la misma, desde ese momento de vez en cuando le visitaba y manteníamos largas charlas, por lo que decidí poder resumir todas nuestras charlas en un artículo-entrevista.

  • Vinícola de Tomelloso
Norberto Dotor: 48 años de galerista por amor al arte

Desde finales del año pasado, Norberto ha organizado una muestra en la Galería de Arte Fúcares titulada “Desembalaje”, le pregunto por la misma: “Dada la situación actual, no me ha quedado más remedio que sacar a la venta mi colección particular de obras adquiridas desde hace 48 años. Me hubiese gustado que esta colección siguiese junta, y que se hubiera podido contemplar en alguna institución, ya que es la historia de la galería, y de alguna manera también lo es de nuestra tierra, porque es aquí donde se desarrolló esa historia, por eso me hubiera gustado que quedara constancia de todo ello. Como ves, muchas de las obras están diseminadas por toda la galería, casi como si fuera el preludio de montaje de una exposición, o el final de la misma”. La muestra,en efecto, es una especie de instalación, performance, o incluso un happening, más que una exposición, que invita al espectador a participar. Muchas de las obras están junto a su embalaje, como una metáfora del destino incierto de una triste diáspora.

Entre las obras de la “Colección Dotor” hay artistas cómo:  Jacobo Castellano, Chema Cobo, Alberto Peral (con una importante muestra actual en Tecla Sala, de Barcelona), Pello Irazu, Ferrán García Sevilla, Rafael Alberti, Teresa Lanceta, Simeón Saiz Ruiz, Chema Cobo, Juan Ugalde (extraordinaria su actual exposición en la Galería Moisés Pérez de Albéniz, de Madrid), Rafael Agredano, Alicia Martín, Patricio Cabrera, o Pedro G. Romero. Y entre los artistas extranjeros nombres que forman parte de la Historia del Arte internacional: Joseph Beuys, Thomas Grünfeld, Cándida Höfer, Vincenzo Castella, Luis González Palma o Jiri Dokoupil. No obstante ya hablamos en otro artículo sobre la misma, así que hablo con Norberto sobre sus próximos proyectos: “Mi intención es poder llegar a celebrar el 50 aniversario de la galería, con una exposición apoteósica titulada “50 años en la ínsula Barataria”, hasta entonces tenemos en agenda varias exposiciones de artistas emergentes, para seguir con la linea que siempre hemos llevado, la de mostrar el arte más contemporáneo y actual, y aportar lo más nuevo e interesante, buscando siempre la calidad.

Norberto Dotor: 48 años de galerista por amor al arte

Hablamos también de la historia de la galería, y del papel que siempre cumplió la misma: “Cuando abrí la galería carecía de todo, y lo único que yo tenía eran mucha energía y mucha inconsciencia. Eran unos tiempos en los que el mercado del Arte en España estaba empezando a despuntar, pero en el que había muy pocas galerías que apostasen por el arte más contemporáneo y actual. Tuve que aprenderlo todo a base de errores, pero la ilusión me aportaba muchas energías. Si echo la vista atrás y recuerdo toda la trayectoria, creo que a pesar de los errores propios de la inexperiencia, no lamento nada de lo que he hecho, y sólo me entristece ver que a pesar de todo lo que hemos hecho en nuestra tierra todos los “quijotes” que hemos trabajado por la cultura, no parece que vaya a haber servido de mucho, porque las instituciones, que están en mano de los políticos, a nivel cultural parece que estén en regresión. Ahora no se sabe que ocurrirá con toda esta colección; no sé si el trabajo de todos estos años se perderá, aunque quizá no importe mucho, porque lo más urgente en este momento es salvar la galería”.

Dotor ama el Flamenco, el Arte, y las cosas claras, es un progresista en el sentido menos perverso de la palabra, en la idea del progreso social y cultural, su memoria es prodigiosa, y su cultura amplia, el tiempo junto a él parece detenerse, y siempre se queda uno con ganas de seguir charlando, pero ya han pasado más de dos horas, y yo tengo que intentar darle cuerpo a esta charla.

Vivimos unos tiempos convulsos, en los que el Arte es más necesario que nunca, quizá porque cada vez interesa menos, porque el Arte es la herramienta para evolucionar y crecer como sociedad. Esperando que lleguen mejores tiempos, la Galería Fúcares seguirá en la Ínsula Barataria manteniendo la llama del Arte bien encendida, para que su luz nos ilumine en estos tiempos oscuros.

Norberto Dotor: 48 años de galerista por amor al arte

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí