La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, está convencida de que, al final de la Legislatura, el Ejecutivo habrá cumplido los objetivos marcados en el programa electoral con el que el PSOE concurrió a los comicios de 2019, además de haberse adaptado a «las exigencias del momento» derivadas de la pandemia.

En una entrevista concedida a la Agencia Efe, Fernández desgrana los principales objetivos del Gobierno regional para este año, que pasan por «seguir apostando por las infraestructuras sanitarias, con 125 millones de euros en hospitales», «seguir mejorando la legislación en materia de protección a las personas», con la ley de Infancia y Familia y la de Atención Temprana, y avanzar en la transición energética, toda vez que apunta que hay una previsión de 700 millones de euros de inversión privada para instalar más de mil megawatios de energías renovables en la comunidad autónoma.

«La hoja de ruta es la de siempre, fortalecer los servicios públicos, modernizarlos para intentar igualarnos a todos», explica Fernández, que también añade como objetivo la creación de empleo, con hasta 150.000 puestos de trabajo en cinco años, además de apoyar al tejido productivo y luchar contra la despoblación.

Por todo ello, se muestra convencida de que el Gobierno regional llegará a las elecciones autonómicas de mayo de 2023 con el programa electoral cumplido y, además, habiéndose adaptado «a las exigencias que el momento exigían», pues recuerda que en 2019, cuando se redactó el programa electoral, «no estaba ni mucho menos en la cabeza de nadie que pudiera haber una pandemia mundial».

  • Vinícola de Tomelloso

EN LA PRIMERA OLA, SE TOMABAN DECISIONES «CADA SEGUNDO»

Fernández rememora que todos los miembros del Gobierno regional vivieron la primera ola de la pandemia, hace ya casi dos años, «con muchísima ansiedad, mucha incertidumbre, mucha zozobra y tomando decisiones a cada segundo prácticamente», pues afirma que «fue un tsumani terrible que afectó duramente a Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid».

«Ese primer momento fue durísimo, porque encontrar material de protección, respiradores, contratar profesionales sanitarios, todo era muy difícil, y en ese momento, lo que hizo el Gobierno fue trabajar 24 horas al día, durante la primera ola todo el gobierno, para sacar adelante la situación», sostiene la también consejera de Igualdad de Castilla-La Mancha, que asegura que, tras ese primer momento, las medidas que se han ido tomando han permitido que «no se volviera a saturar el sistema sanitario como pasó en la primera ola».

Ante la sexta ola de la pandemia, que ha saturado la Atención Primaria, Fernández argumenta que se ha debido al «altísimo nivel de contagios», puesto que es en Atención Primaria donde se realizan las pruebas y el seguimiento de los casos y asegura que el Gobierno regional ha adoptado «muchas medidas y fortalecido la plantilla», pero matiza que no desde la pandemia, sino con medidas durante años que han permitido que, por ejemplo, ningún médico de atención primaria atienda más de 2.000 cartillas sanitarias.

Con todo, admite que hay «problemas estructurales» en toda España en la Atención Primaria y pide «tomarse muy en serio» la situación y adoptar medidas, teniendo en cuenta los tiempos que se precisan para formar a los médicos.

«Es evidente que ahora mismo el sistema demanda contrataciones y esas contrataciones no se producen no porque no hay presupuesto, sino porque no hay profesionales», advierte Fernández.

LA PANDEMIA HA HECHO DAR CIERTOS PASOS ATRÁS EN IGUALDAD

Fernández, también consejera de Igualdad, analiza el impacto de la covid-19 en su área y lamenta que «la pandemia ha hecho dar ciertos pasos atrás en materia de igualdad, primero porque no está entre las prioridades» del Gobierno central, pues señala que durante 2 años, la prioridad «como era lógico» ha sido luchar contra la pandemia.

«Si no se encuentra entre las prioridades de verdad, de verdad, de verdad, ocurre que no articulas mecanismos para luchar contra la brecha de género», considera Fernández, que augura que «posiblemente» cuando se tenga perspectiva, se comprobará que ha empeorado la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Con todo, se muestra convencida de que el trabajo por la igualdad a nivel global se va a «retomar con fuerza» y asegura que en Castilla-La Mancha, como consejera del ramo, se ha «encargado de que no se pierda nunca la tensión en este materia» y resalta que, de hecho, en los años 2021 y 2022 se ha tenido el presupuesto más elevado en igualdad, con 49 millones de euros ejecutados en 2021, mientras que para 2022 se han reservado 47 millones de euros.

PIDE UNANIMIDAD PARA LA LEY DE DIVERSIDAD SEXUAL

Asimismo, recuerda que su departamento ha elaborado el anteproyecto de ley de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI, que actualmente está en el Consejo Consultivo para que redacte el pertinente informe, y calcula que podrá llegar a las Cortes regionales en el primer periodo de sesiones del año.

«Ojalá se aprobara por unanimidad», señala Fernández, que valora que el Gobierno regional ha mantenido «una interlocución muy buena» con Ciudadanos, que ha realizado sus aportaciones que se han incorporado al texto, y destaca la «buena voluntad» que percibe en el PP, ya que desvela que ha hablado con el líder de los ‘populares’ en la región, Paco Núñez, sobre el asunto y vio «honestidad y honradez en sus planteamientos».

Fernández desea que esta ley pueda salir por unanimidad en las Cortes, porque «hay mucha gente pasándolo mal en pleno siglo XXI» debido a su orientación sexual y resalta el papel «ejemplarizante» de la política, para lanzar un mensaje de unidad y de «respeto a los derechos humanos de las personas, con independencia de su orientación sexual».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí