En la madrugada del 6 de octubre, a las 0:19 hora local, se registr贸 una espectacular bola de fuego cruzando el cielo nocturno. Lleg贸 a tener una luminosidad similar a la de la Luna llena. El b贸lido fue visto por numerosos testigos que se hicieron eco del fen贸meno en redes sociales. Tambi茅n fue grabado por los detectores que la Red de B贸lidos y Meteoros del Suroeste de Europa (Red SWEMN)  opera en el Complejo Astron贸mico de La Hita (Toledo).

Estos detectores trabajan en el marco del Proyecto SMART, que se coordina desde el Instituto de Astrof铆sica de Andaluc铆a (IAA-CSIC) con el objetivo de monitorizar continuamente el cielo para registrar y estudiar el impacto contra la atm贸sfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar. Tambi茅n la grabaron los detectores que este mismo proyecto de investigaci贸n tiene instalados en los observatorios de Calar Alto, Sierra Nevada, Sevilla, La Sagra (Granada), Huelva, El Aljarafe, Faro de Cullera (Valencia) y La Hita (Toledo.



Esta bola de fuego ha sido analizada por el investigador responsable del Proyecto SMART, el astrof铆sico Jos茅 Mar铆a Madiedo del Instituto de Astrof铆sica de Andaluc铆a (IAA-CSIC). Seg煤n los resultados de este an谩lisis, el fen贸meno se produjo al entrar en la atm贸sfera terrestre una roca a una velocidad de unos 85 mil kil贸metros por hora. La roca proced铆a de de un asteroide. Estas rocas que se cruzan con la 贸rbita de la Tierra reciben el nombre de 芦meteoroides禄. El brusco rozamiento de la roca con la atm贸sfera a esta enorme velocidad hizo que la roca (el meteoroide) se volviese incandescente, gener谩ndose as铆 una bola de fuego que se inici贸 a una altitud de unos 90 km sobre la localidad de Palomares del Campo (Cuenca). Desde all铆 avanz贸 en direcci贸n noroeste y se extingui贸 a una altitud de unos 26 km sobre la localidad de Huete (Cuenca). La gran luminosidad que alcanz贸 este b贸lido hizo que pudiera verse desde m谩s de 700 km de distancia, por lo que pudo ser observado desde la totalidad de la Pen铆nsula Ib茅rica. La roca se destruy贸 completamente en la atm贸sfera, de manera que ning煤n fragmento de ella consigui贸 llegar al suelo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqu铆