Torrejoncillo del Rey ha vivido este lunes la puesta en marcha de la planta eólica ‘El Monte’, que cuenta con 19 nuevos aerogeneradores de última generación, con la previsión de que esta instalación genere un volumen de energía equivalente al consumo de cerca de 100.000 viviendas en un año.

El presidente autonómico, Emiliano García-Page, ha presidido la inauguración de esta nueva planta para hablar de la utilización del viento, «una de las decisiones más inteligentes que puede tomar una sociedad», independientemente de que haya otras alternativas.

Ahora, «es evidente el mundo necesitará más energía», y quizá «no haya suficiente viento ni suficiente sol» para abastecerlo.

«Hay que aprovechar las oportunidades, y en este momento en el que lo estamos pasando regular, el ser humano busca siempre la seguridad. Y lo más grave para el ser humano es ahora el calentamiento global», ha dicho.


Vinícola de Tomelloso

Como reflexión al respecto de las conexiones de gas en Europa ante la crisis, ha aseverado que la Unión «va a aprender» y va a encaminarse a la «convergencia» en materia energética.

En este punto, García-Page ha vuelto a poner sobre la mesa la premisa de que la región es generadora de renovables cuando otros territorios no pueden hacerlo.



Ahora que «una nación, Rusia, pone en jaque a otras muchas», se ha preguntado «qué pasaría si hubiera tentaciones en España de que la energía que se genera en un territorio se queda en ese territorio».

«Entonces entenderíamos qué es ser una nación y ser una caja común. Y Castilla-La Mancha va a producir más energía limpia que la que gasta. Podemos entender que la energía termine en industrias que se instalan en el resto de España, no que en el día de mañana no se pueda instalar una empresa porque no tiene energía», ha afirmado el líder del Ejecutivo autonómico.



PLENITUDE: «ORGULLOSOS DE OPERAR EN ESTE MARAVILLOSO PAISAJE»

Alessandro Della Sopa, responsable de energías renovables de la marca Plenitude responsable del proyecto, ha pasado por el atril de intervenciones para hablar de la entidad, que «representa el elemento más avanzado» en la estrategia de descarbonización.

Producción de renovables, venta y movilidad eléctrica son los puntos de negocio de esta marca que «está presente en 11 países de todo el mundo»; y tendrá una capacidad de más de 2.000 megawatios desde la producción renovable en el corto plazo.



«Queremos empezar a construir una relación con este territorio y con sus instituciones, respetando el medioambiente que nos acoge», ha selakado Della Sopa, quien se ha mostrado «orgulloso» de operar en «este maravilloso paisaje de Castilla-La Mancha».

ESCUDERO EXHIBE DATOS

El consejero de Desarrollo Sostenible del Gobierno castellanomanchego, José Luis Escudero, ha apuntado durante la presentación la apuesta del Ejecutivo para que los pueblos «tengan cada vez más recursos», y tras recordar tiempos pretéritos del «impuesto al sol» y la «torpeza de paralizar muchas inversiones» en materia de renovables, hoy la situación «es distinta, y podemos decir muy orgullosos que lideramos la apuesta por las energías renovables».


DO La Mancha

Como datos, ha revelado que en 2022 la Comunidad Autónoma ya ha aportardo más de 1.192 megawatios entre fotovoltaica y eólica, «estando a la cabeza de generación renovable».

La región «ha aportado el 47% de la potencia total instalada» en el caso de fuente eólica, lo que conlleva el ejemplo de que «los pueblos pintan cada vez más».



También ha hecho alusión al proyecto de cementerio nuclear previsto para Villar de Cañas, en la misma comarca, una zona que ahora «se va a beneficiar del ‘triángulo manchego'» de generación de energía renovable.

«Vamos a seguir soñando con los pies en el suelo, y esa hoja de ruta de desarrollo energético va a hacer que sigamos generando prosperidad, riqueza y empleo en los pueblos», ha indicado.


Lokinn

EL ALCALDE, REIVINDICATIVO

El alcalde de la localidad, Ángel Custodio, ha tomado la palabra en el acto para describir la localidad que comanda, con seis núcleos poblacionales que suman menos de 400 habitantes, «algo penoso».

Torrejoncillo «se ha quedado en nada» tras perder el 90% de su población comparando con los últimos 60 años. «Pero los pueblos siguen estando y no podemos echarles la llave».

Tal y como ha considerado, mantener estos pueblos supone «unos 82.000 euros de energía eléctrica» para «alumbrar pueblos vacíos».

Ahora, Torrejoncillo aportará energía a la red eléctrica española, «el equivalente para dar energía a 500.000 hogares, toda Castilla-La mancha».

«Este es el punto de reflexión. Estos pueblos aportan, pero reciben muy poco. Muchos alcaldes no podemos afrontar el gasto de alumbrar a las 13 personas que viven en el pueblo durante el invierno», ha señalado el primer edil.

Así, aunque se va a generar mucha energía en la localidad, no va a poder disfrutarse. «Es como si tienes un manantial de agua en tu casa pero para que venga el vecino a beber», ha reivindicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí