Toro Verde Cuenca tendrá potencial para recibir a un millón de visitantes el año, según ha confirmado Jorge Jorge, máximo dirigente de la promotora del parque ecológico que se instalará en la Sierra de Bascuñana y que será «el más grande del mundo» en el ámbito del turismo de aventura.

Una delegación de Toro Verde y de Nayara Hotels, que abrirá un hotel de lujo vinculado al parque, se ha desplazado hasta Tondos para hacer una serie de trabajos técnicos en las localizaciones.

En la visita ha estado presente el arquitecto de las tirolinas del futuro parque temático, José Luis Pizarro, que se marca como reto «desafiar un espacio que desafíe los sueños» y batir dos o tres récords Guiness en sus atracciones.

En declaraciones a los medios, Jorge ha reconocido que han recibido con agrado la gran cantidad de actividades en la naturaleza que ya ofrece Cuenca, algo que encaja en su filosofía.



Toro Verde quiere un perfil de visitante que «busca contacto con la naturaleza, pero también proteger el medio ambiente», por eso trabajarán en la reconstrucción de la fauna y la flora local.

En el apartado gastronómico, también quieren apoyar los productos de la tierra y este martes mantuvieron en la Diputación una reunión con productores conquenses de la etiqueta ‘Donde Nacen los Sabores’.


DO La Mancha

Respecto a las actividades, se combinarán las atracciones de mayor adrenalina con otras de contemplación y senderismo para aquellos visitantes que no sean tan amigos de las emociones fuertes. También plantearán tours para mostrar los atractivos turísticos de la zona.

600 EUROS LA NOCHE

Por su parte, el máximo dirigente del hotel de Nayara, Fredy Obando, ha desvelado los primeros detalles de su proyecto. Ha explicado que será un ‘glamping’ de lujo, con 60 habitaciones y más de 250 empleados.

Su precio será elevado, de unos 600 euros la noche, y contará con su propio restaurante. Estará un poco apartado del parque para que los clientes puedan disfrutar de la tranquilidad del campo.

En esta visita también han participado el alcalde de la capital conquense, Darío Dolz, que ha subrayado el respeto por el medio ambiente que caracteriza los proyectos de Toro Verde, y el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, que ha defendido que con la unión de la empresa de Puerto Rico y el grupo Nayara, Cuenca para a jugar en la ‘Champions league’ del turismo de naturaleza.



El reto ahora es que se aceleren los plazos para que el parque abra sus puertas, tal y como está previsto, en el 2025.

GRUPO DE TRABAJO

De su lado, el vicepresidente de Castilla-La Mancha ha avanzado la constitución, en las próximas semanas, de un grupo de trabajo compuesto por el Gobierno regional, la Diputación provincial y el Ayuntamiento de Cuenca para apoyar el desarrollo administrativo que acarrea la instalación en la ciudad del futuro parque ecológico junto con el hotel que el grupo hotelero ‘Nayara’ quiere ubicar en su entorno.



Martínez Guijarro ha trasladado el compromiso del Ejecutivo autonómico con este proyecto que, tal y como ha dicho, «va a convertir a Cuenca en una de las referencias mundiales en el turismo de naturaleza porque la unión de ‘Toroverde’ con el Grupo ‘Nayara’ convertirá a la provincia en líder en este tipo de turismo».

En este sentido, ha señalado que el propósito de las administraciones implicadas es ir de la mano de los técnicos para que no haya dificultad en la tramitación de los proyectos, con el objetivo de que se cumplan los plazos y que en el 2025 «podamos estar disfrutando de estas instalaciones», ha explicado.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí