El presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana, ha defendido el desembarco de la empresa puertorriqueña Toro Verde en la capital conquense y su proyecto de parque temático y de aventura, y ha asegurado que, tras su visita al país caribeño el pasado mes de agosto y haber conocido de primera mano el proyecto original, este será transformador con una importancia «máxima».

«Orocovis era una zona deprimida y desconocida del centro de Puerto Rico, y gracias a este proyecto, aunque la gente les llamaba locos en un primer momento, la comarca ha sufrido una transformación radical, y se ha convertido en el tercer destino turístico del país caribeño y la tasa de paro bajó desde el 4 0% hasta por debajo del 8 % actual».

Además, la llegada de esta multinacional ha servido para hacer crecer en esta comarca negocios, restauración, hoteles, gasolineras, etcétera. «Orocovis floreció gracias al impulso del parque, y haberlo visto y vivido con los vecinos de la zona, te da ilusión y esperanza de que este proyecto pueda llegar a Cuenca».

Todo ello tras fijarse en una ciudad y en una provincia que cuenta con entornos naturales «de primer orden» y que «no solo va a impulsar Cuenca capital, sino que el proyecto de Toro Verde va a ser transformador e impulsará muchos más proyectos que puedan surgir a raíz de este parque de ecoturismo».


Vinícola de Tomelloso

CONTACTOS DE EMPRESA

Como fruto de esta futura inversión en Cuenca y provincia que, según las previsiones del responsable de Toro Verde, Jorge Jorge, superará los 30 millones de euros, ya hay empresas y gente interesada en participar en el proyecto.

Y es que, según Martínez Chana, ya hay empresas de ingenierías, arquitecturas, construcción, «y obviamente del tejido turístico» interesadas en ver cómo se desarrolla. Todo ello a raíz de las previsiones que la empresa puertorriqueña maneja en cuanto a turistas, que se han puesto como objetivo llegar a medio y largo plazo al millón de visitantes anuales.



«Ha despertado esa ilusión en la ciudad y las empresas, y lo que tenemos que hacer desde las instituciones es trabajar codo con codo para que todo llegue a buen puerto», ha afirmado el presidente provincial.

Además, cree que si Toro Verde se hubiera fijado en Cuenca en otra época «donde las tiranteces entre administraciones era lo habitual, hubiera sido muy difícil cerrar esta inversión». Por eso, ahora todas las instituciones implicadas van a trabajar «alineadas y apoyando esta iniciativa tan importante puesta encima de la mesa tanto por Toro Verde como por Nayara Resorts».

REVULSIVO DE PUY DU FOU

Preguntado sobre si cree que las voces que desde Cuenca llaman también locos a los inversores americanos se acallarán cuando llegue el proyecto, Martínez Chana ha asegurado que «cuando uno ve en primera persona el proyecto, se convence de lo que realmente es».

Entiende, eso sí, que en la ciudad haya gente escéptica y que no crea en ello, «pero también lo hicieron con Puy du Fou y, lo que en un día parecía de locos y que nadie creía en ello, el trabajo y la solvencia del Gobierno regional ha dado como fruto un parque temático que está siendo un revulsivo no solo de Toledo, sino de toda la provincia».



Por último, cree que este ejemplo es «el sello de garantía de que la inversión en Cuenca va a salir adelante y supondrá un cambio tanto para esta capital como para la Serranía y la provincia conquense en su conjunto».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí