El concejal de Educación de Ciudad Real, Nacho Sánchez, ha visitado este martes el CEIP Ferroviario de Ciudad Real las Escuelas Municipales de Verano con motivo de su inicio el pasado día 4 de julio.

Una iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Ciudad Real, a través de la Concejalía de Educación, y el trabajo conjunto de varias concejalías y servicios municipales, que cada año reúne a niños de infantil y primaria para disfrutar de un período estival lúdico, contribuyendo así a la conciliación familiar.



Esta semana dan comienzo las Escuelas del CEIP Ferroviario, CEIP Don Quijote, CEIP Carlos Vázquez, la de extensión educativa en el Juan Alcaide, así como la Escuela Musical del CEIP Jorge Manrique y el Aula Municipal de Danza en el CEIP José María de la Fuente.

El concejal ha destacado la importante labor de las Escuelas Municipales de Verano, resaltando la gran afluencia, ya que «tenemos en torno a 436 niñas y niños matriculados esta semana en las distintas Escuelas Municipales disponibles», ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.


Vinícola de Tomelloso

El edil ha explicado que esta semana es la más fuerte, y pese a que la afluencia tiende a bajar en semanas posteriores, muchos otros niños deciden renovar varias semanas debido al alto nivel de socialización y divertimento que aportan estas escuelas. Por otro lado, Sánchez ha ensalzado la labor de Acción Social y a la Junta de Comunidades por su trabajo en las Escuelas Inclusivas.

Por su parte, Mar León, una de las coordinadoras de las actividades de Escuelas del Ferroviario, ha explicado que el periodo de actividad del centro durante el verano se extenderá durante siete semanas, incluyendo la última de agosto, y que «suponen una descarga importante para las familias que están trabajando, mientras los niños se divierten con actividades lúdicas deportivas, manualidades, días de piscina, servicio de comedor incluido en el precio o la actividad ‘conoce tu ciudad'». Asimismo, ha apuntado que la participación para el mes de julio «es bastante alta, estamos en torno a 160 o 170 niños y niñas».


Advertisement

La Escuela Musical del CEIP Jorge Manrique ha reunido esta semana a 56 alumnos con edades comprendidas desde primero de infantil hasta segundo de la ESO. Una de las responsables de la Escuela Musical, Teresa Camarena, ha detallado que «se juega con música, canciones adaptadas a la edad y a los gustos musicales del alumnado, para que desarrollen su pasión por este arte».

Además, ha añadido que «la enseñanza musical, en la estimulación temprana del ciclo de infantil, por ejemplo, ayuda al desarrollo de habilidades sociales, a mejorar la psicomotricidad o la voz propia, haciendo ejercicios vocales para poder expresarte y sobre todo se fomenta la diversión que es fundamental».



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí