El equipo de investigación de la Facultad de Medicina de la UCLM, encabezado por la investigadora bolañega Verónica Astillero López, ha conseguido identificar unas proteínas responsables de la muerte neuronal y la inflamación vinculada al alzhéimer. Este hallazgo podría abrir el camino a nuevas terapias que sirvan para entender mejor esta enfermedad, que en España se estima que afecta a 1.200.000 personas.

El punto de partida de la investigación realizada por el grupo de Neuroplasticidad y Neurodegeneración se sitúa en los primeros síntomas del alzheimer con la pérdida de memoria y la demencia, que aparecen desde la fase temprana de la enfermedad en una parte del cerebro, denominada la corteza entorrinal.

Esta corteza permite crear nuevos recuerdos y poder rememorarlos, sin embargo “cuando los depósitos de proteínas patológicas se acumulan, las células de microglía o inmunes y los astrocitos no pueden cumplir su misión y las neuronas mueren”, explica Astillero.

Para descubrir qué ocurre en la corteza entorrinal de los pacientes afectados por alzheimer, los investigadores los han comprado con otros cerebros sanos. La conclusión a la que han llegado los científicos tras valorar el volumen de las distintas capas de esa zona del cerebro y contar las neuronas, células inmunes y los astrocitos, es que el tamaño cerebral había disminuido y que muchas neuronas morían en todas y cada una de las capas de este lugar, coincidiendo en alguna de ellas con la pérdida de microglía.

  • Vinícola de Tomelloso

El equipo asegura que tanto las proteínas aumentadas (S100A6, PPP1R1B, BAG3 y PRDX6), como las disminuidas (GSK3B, SYN1, DLG4 y RAB3A) en la enfermedad están relacionadas con las conexiones entre neuronas o sinapsis, la inflamación y la oxidación de las células. Es decir, que estas proteínas “parecen ser fundamentales en la evolución de la enfermedad del alzheimer y son importantes biomarcadores a analizar en las etapas tempranas”, según nuestra paisana.

Gracias a estos resultados se podrá desarrollar de manera más clara nuevas terapias que ayuden a entender el papel que juegan los distintos tipos de células y la alteración de las proteínas en los procesos del alzheimer.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí