Este fin de semana se han impartido, en el Centro Cultural “Casa de Medrano”, tres de las cuatro conferencias sobre personajes e instituciones que dan nombre a edificios, calles y plazas de Argamasilla de Alba como la casa de La Tercia, el Parque Cayetano Hilario, Benedicto Antequera y, el próximo 12 de marzo, sobre el general Aguilera, todas ellas dentro del VIII Ciclo de Conferencias “El Magisterio de la Palabra”, organizado por la Asociación Cultural “Los Académicos de la Argamasilla” con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad y la Diputación Provincial de Ciudad Real; una iniciativa que ha contado en sus primeras jornadas con la participación de numeroso público, entre los que se encontraban el alcalde, Pedro Ángel Jiménez; el concejal de Cultura, José Antonio Navarro; el concejal de Infancia y Juventud, Enrique Peces, y la concejala del PP, María José Díaz.

El viernes 4, Daniel Lucendo Serrano, Licenciado en Filosofía y Letras, exconsejero escolar del Estado ofreció la charla: “Monografía histórica de La Tercia de Argamasilla”, en concreto sobre la denominada “casa de La Tercia”, que da nombre a la propia calle.

La historia de la casa de La Tercia, partiendo de las primeras referencias encontradas, comenzó con las capitulaciones de Argamasilla en 1542, posteriormente también aparece en las relaciones topográficas de Felipe II 1575, y también “se cita mucho” en el proyecto de construcción de la fábrica en Ruidera, que mandó construir el Infante Gabriel de Borbón en 1781-85. Asimismo, Lucendo ha hallado citas en el diccionario estadístico de España de Pascual Madoz de 1845, y diversa documentación en el registro de Tomelloso donde se recoge parte de la historia de la casa, que abarca desde 1856, cuando fue desamortizada a través de la iniciativa de Pascual Madoz en este año, perteneciendo en aquella época a la Orden de San Juan de Jerusalén, y hasta la actualidad.

Por su parte, este sábado 5, Obdulio Hilario Torres, licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, expuso el tema: “El escultor Cayetano Hilario Abellán y el parque que lleva su nombre”, conocido popularmente como “el parque del molino”, un hábito entre los argamasilleros que solapa el reconocimiento que hizo el pueblo de Argamasilla poniéndole el nombre de su más ilustre escultor.

  • AMFAR

Tras una breve introducción sobre el origen y el actual lugar de asentamiento de la localidad, Hilario recorrió la historia de algunas de las estatuas de su padre, como la Dama del Paraguas, hoy situada en la Plaza de la Constitución, y la estatua de Miki Mouse, que fue destruida por el vandalismo. Así, el ponente lamentó que las estatuas de su padre, desde hace años, se hayan convertido en diana para algunos ciudadanos poco respetuosos con la cultura, el arte y lo público.

Seguidamente, la presidenta de Los Académicos de la Argamasilla, consejera de número del Instituto de Estudios Manchegos (CSIC) e Hija Predilecta de la localidad, Pilar Serrano de Menchén, ilustró a los presentes sobre “Don Benedicto Antequera, un político liberal de Argamasilla de Alba”, que da nombre a una de las calles más céntricas de la localidad.

AMFAR - Educación Mujeres Rurales

Según informó Serrano de Menchén, en 1916, en sesión del Ayuntamiento, se acordó cambiar el nombre de calle Empedrada Vieja, que ostentaba desde su creación, por el de Benedicto Antequera, que mantiene en la actualidad.

Esta calle y su nombre es muy conocida por vecinos y vecinas, pero pocos conocen la trayectoria “tan interesante” de este argamasillero, que para la ponente y varios de los asistentes al acto es la personalidad más relevante nacida en la localidad.

JCCM Turismo de Verano
Advertisement

Benedicto Antequera Ayala (Argamasilla de Alba 8 de enero de 1852 – Madrid 25 de enero de 1917), fue impulsor de varias publicaciones, secretario del Gobierno en Madrid, y alto cargo del partido Liberal, a través del cual se presentó y fue diputado de las Cortes por los distritos de Villanueva de los Infantes, la primera vez, y las dos siguientes por el de Alcázar de San Juan.

Entre otros muchos cargos y puestos en la administración pública, Antequera fue vicepresidente del partido Liberal, director del Circulo Liberal en Madrid y participó activamente en la sección literaria del Ateneo de Madrid.

Estos puestos en Madrid y a nivel Nacional no le mantuvieron ajeno a los problemas del municipio, defendiendo los intereses históricos y socioculturales de Argamasilla como en el contencioso mantenido con el Estado para la administración del Canal del Gran Prior, o en la recuperación de los llamados “montes de Peñarroya”, expropiados a la localidad en 1788.

En los últimos años, a pesar de las peticiones de sus partidarios, que lo veían como ministro del Gobierno, Antequera se decantó por una vida más intelectual y por la mejora y promoción de la enseñanza desde su cargo de Inspector General de Instrucción Pública, además de participar en diversas publicaciones y ser director de la Revista España.

El ciclo se clausurará el próximo 12 de marzo con la conferencia a cargo de Francisco Alía Miranda, Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, y director del Departamento de Historia de UCLM, que departirá sobre “El general Aguilera”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí