El Hospital General Mancha Centro de Alcázar de San Juan, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha incorporado como estándar de tratamiento (mejor procedimiento) una técnica quirúrgica para intervenir por vía laparoscópica a los pacientes con cáncer de páncreas.

Esta técnica quirúrgica, denominada RAMPS (esplenopancreatectomía radical modular anterógrada), reseca todo el tejido que rodea al tumor pancreático, respetando otros órganos y estructuras vasculares que son cuidadosamente preservados.


Advertisement

Mediante este abordaje quirúrgico se ofrece una visión ampliada y en ultra alta definición (4K) de la zona intervenida, lo que facilita enormemente la tarea del cirujano. Además, gracias a una luz infrarroja y a los colorantes fluorescentes (verdes de indocianina, la denominada ICG), es posible detectar tumores pequeños, en localizaciones pancreáticas difíciles y ser muy selectivos con los márgenes de resección.

En opinión del jefe del Servicio de Cirugía de la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan, el doctor Carlos Moreno, gracias a este abordaje quirúrgico «se puede realizar un tratamiento radical aportando todas las ventajas de la cirugía laparoscópica, es decir, con menor traumatismo quirúrgico y con una mayor rapidez de recuperación para el paciente».


Vinícola de Tomelloso

La técnica RAMPS fue descrita hace 20 años para el tratamiento del cáncer de cuerpo y cola del páncreas por vía abierta, como una mejora considerable sobre las técnicas ya existentes hasta ese momento, ha informado la Junta en un comunicado.

Con el desarrollo de la cirugía laparoscópica, más adelante también se comenzó a usar este tipo de abordaje en casos seleccionados por cirujanos expertos tanto en laparoscopia como en cirugía pancreática.



En el Hospital Mancha Centro, la técnica RAMPS laparoscópica se ha convertido en un estándar de tratamiento del cáncer de cuerpo y cola de páncreas. Hay que recordar que el extremo más grande del páncreas se llama cabeza, la sección media es el cuerpo y el extremo angosto se denomina cola.

UN TOTAL DE 25 PACIENTES INTERVENIDOS

No en vano, el Servicio de Cirugía de la Gerencia de Alcázar de San Juan utiliza este protocolo de trabajo desde hace cinco años, fecha en la que se estandarizó la técnica siguiendo un protocolo formativo y de control de resultados muy estricto.



Desde entonces, se han intervenido alrededor de 25 pacientes mediante esta técnica laparoscópica, obteniendo todos ellos óptimos resultados.

Para la implantación de estas técnicas laparoscópicas avanzadas, el Servicio de Cirugía cuenta con Unidades de Capacitación Específica, las cuales se ocupan de manera muy pormenorizada de cada área de la patología. Este hecho, permite trabajar de manera actualizada y bajo los más altos estándares de calidad existentes.



En este caso, la Unidad de Cirugía Hepatobiliopancreática es la encargada de llevar a cabo el estudio, tratamiento y control de estos pacientes. Esta Unidad trabaja en un entorno multidisciplinar, aportando su experiencia al Comité de Tumores Digestivos, integrado por profesionales de los Servicios de Cirugía, Oncología, Aparato Digestivo, Radiología, Farmacia Hospitalaria y Anatomía Patológica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí