Las últimas cifras que se vienen conociendo del IPC arrojan un dato preocupante para Castilla-La Mancha: nuestra región –con una subida interanual del 9%- es la comunidad más inflacionista de todo el país. Frente a esta evolución de los precios, los salarios de los trabajadores y trabajadoras castellano-manchegos son de los que menos están creciendo. Así lo ponen de manifiesto las estadísticas del Ministerio de Trabajo, las cuales cifran en el 2,15% la subida salarial media pactada en los convenios colectivos registrados hasta febrero de 2022, un porcentaje inferior a la media nacional (2,26%) y muy alejado de regiones como el País Vasco (5,16%) o Cantabria (4,93%). En concreto, Castilla-La Mancha es la cuarta región con menor aumento de los sueldos, solo por detrás de Castilla y León (1,69%), Canarias (2,09%) y Murcia (2,14%).

La secretaria de Empleo y Política Sindical de UGT Castilla-La Mancha, Isabel Carrascosa, advierte de la preocupación del sindicato por este comportamiento de la economía y por las consecuencias que puede derivar hacia los trabajadores y trabajadoras castellano-manchegos.

“Lo que está en juego es el poder adquisitivo de muchas familias y la posibilidad de llenar la cesta de la compra. Ya hay gente que tiene que elegir entre calentar sus hogares o adquirir determinados productos del supermercado”. Isabel Carrascosa añadía que el sindicato va a luchar por el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores, ante lo cual considera “prioritario” recuperar las cláusulas de revisión salarial.

UGT Castilla-La Mancha valora las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno central, sin embargo entiende que son insuficientes para frenar la escalada inflacionista en la que nos encontramos, por lo que pide un control de los precios de los productos energéticos.

  • Vinícola de Tomelloso

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí