UGT Ciudad Real ha aplaudido el aumento de contratos indefinidos a menores de 30 años desde la entrada en vigor de la reforma laboral el pasado 31 de diciembre. Estos contratos «ya son más que los temporales» en la provincia, situándose en un total de 1.735, lo que contribuye «a una mayor estabilidad entre los jóvenes».

Así lo ha anunciado este miércoles en rueda de prensa la secretaria general del sindicato, Alfonsi Álvarez, acompañada de la responsable de la asociación Ruge, Elena Rodríguez. Álvarez ha celebrado «el aumento de salarios» sin dejar de obviar «que aún siguen estando por debajo del salario medio».



Según ha indicado, la reforma laboral «está ayudando a que los empleos sean más estables y que los índices de temporalidad en 2022 tengan porcentajes nunca antes conocidos». «En Ciudad Real hay más contratos indefinidos que temporales», ha añadido.

Dicho esto, ha anunciado que en la provincia, hay un total de 1.735 contratos sin fecha límite que «han contribuido a que el mercado laboral sea menos precario», dando a los jóvenes «la oportunidad de tener un proyecto de vida». Asimismo, ha declarado «que aún queda mucho por hacer para que los jóvenes disfruten de buenas condiciones» y que «la reforma laboral es un primer paso».


Vinícola de Tomelloso

Sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional en este colectivo, ha destacado que los últimos datos del Instituto Nacional de Empleo muestran una evolución del 34 por ciento.

Así, en 2016 el salario medio anual de los jóvenes se situaría en 10.380 euros mientras que en 2020, ya es de casi 14.000. En la provincia de Ciudad Real, los jóvenes perciben un 39 por ciento menos de salario en comparación con el resto de trabajadores mientras que hace seis años, la diferencia era del 50 por ciento.



PREOCUPA LA SINIESTRALIDAD LABORAL

Tras anunciar estos datos, ha reparado en que uno de cada tres trabajadores menores de 35 años sufre accidentes laborales y ha denunciado que se trata de un colectivo «más vulnerable» por la precariedad «con contrataciones eventuales y poca o nula formación en materia de seguridad». «Los jóvenes son carne de cañón, hay que plantear soluciones y para ellos se necesita información en los centros de formación y las propias empresas», ha añadido.

«Se debe concienciar de que estamos en un momento crucial», ha dicho añadiendo que los derechos «no se regalan».


Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí