El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) registró 560 incidentes violentos a profesionales sanitarios en 2021, de los que 13 fueron agresiones físicas y 497 –el 90 por ciento– agresiones verbales, que sufrieron mayormente mujeres -en un 63 por ciento- y que se dieron fundamentalmente en las áreas de Atención Primaria (390) y Atención Hospitalaria (169).

Así lo ha indicado este viernes en rueda de prensa la directora gerente del Sescam, Regina Leal, coincidiendo con la presentación de la campaña ‘Tu respeto facilita mi labor’, de concienciación y prevención de agresiones a profesionales sanitarios en el Servicio de Salud Regional, que se pondrá en marcha a partir de la próxima semana en medios de comunicación y en consultas, servicios de admisión y urgencias, que son las áreas donde más cantidad de incidentes se registran.

Los 560 incidentes de 2021 suponen un «leve incremento» respecto a los datos de 2020, cuando se registraron 519 incidentes, y frente al ejercicio 2019, que se cerró con 524 casos, ha detallado Leal, que ha querido incidir en que el Sescam registra al año 44 millones de atenciones, para «no trasladar la sensación de que la agresión o el incidente violento es una tónica habitual».

Junto a las agresiones físicas y verbales, también se contabilizaron durante al año pasado nueve agresiones por escrito y otras contra el patrimonio del propio Servicio de Salud, que no alcanzaron el 1 por ciento del total. Teniendo en cuenta que la sanitaria es una profesión «muy feminizada», el 63 por ciento de los incidentes se producen sobre mujeres.

  • JCCM Turismo de Verano
    Advertisement
  • AMFAR - Educación Mujeres Rurales

Por categorías profesionales, el 36 por ciento del total corresponden a médicos -que es la categoría que más registra-, seguida de la de enfermería, que suma el 18,2 por ciento de los incidentes, aunque hasta el cien por cien total «quedan muchos profesionales» que han sufrido estas agresiones, ha recalcado Leal, a tenor de los datos del Registro de Evaluación de Conflictos del Plan Perseo.

En cuanto a la asistencia jurídica y letrada prestada a los profesionales sanitarios que han querido denunciar, la directora gerente del Sescam ha señalado que durante 2021 se realizaron 55 asesorías como consecuencia de episodios violentos.

Cerca del 80 por ciento de los procedimientos terminados judicialmente finalizaron con una sentencia condenatoria y en tres de las 24 resoluciones de instancia -14 de ellas presentas por mujeres y diez por hombres- se procedió a la continuación del procedimiento como delito de atentado.

Preguntada por las causas de las agresiones, y tras defender que no debería haber «ninguna» para que se produzcan estos hechos, ha admitido que «son situaciones individuales» porque «los pacientes viven cada uno de manera individual su problema», aunque el origen de los incidentes suele estar en si no se quiere hacer una baja o una receta, si el paciente no está satisfecho con la atención recibida, o porque considera que los tiempos no han sido los adecuados.

AMFAR

«Es una insatisfacción ante la respuesta que el profesional le da y que al ciudadano no le satisface y en vez de reaccionar poniendo una reclamación» opta por esa otra vía. En este punto, ha insistido en la importancia de denunciar cada vez que se produce una conducta agresiva, para tener conocimiento de los hechos y poder tomar medidas.

REDUCIR A CERO LAS AGRESIONES

Estos datos, así como la nueva campaña, han sido analizados este mismo viernes en el pleno del Observatorio de la Violencia para prevenir las agresiones al personal del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, un foro de encuentro en el que están representados el Gobierno regional, el central -a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado-, los colegios profesionales y los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial.

Este órgano trata de «hacer un mapa» sobre la conflictividad y los incidentes violentos en el Sistema de Salud Regional y elaborar propuestas y planificar actividades «para que esas agresiones se reduzcan, si puede ser, a cero», ha destacado Leal, que ha estado acompañada por los directores generales de Recursos Humanos y Asistencia Sanitaria, Iñigo Cortázar y José Antonio Ballesteros en la comparecencia.

«Los incidentes violentos, los insultos, las agresiones, en definitiva, la falta de respeto al personal sanitario perjudica a toda la sociedad porque impiden que los profesionales puedan desarrollar su labor en condiciones adecuadas», ha afirmado Leal, quien ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de todos «para que nuestros centros sanitarios sigan siendo un espacio seguro».

En este sentido, la campaña de concienciación ‘Tu respeto facilita mi labor’, se va a desarrollar, por un lado, a través de los medios de comunicación, con el despliegue, a partir de la próxima semana, de un plan de medios en prensa escrita, a través de inserciones de publicidad, en medios digitales, con banners, en emisoras de radio, con cuñas, y el TV con un spot publicitario.

Igualmente, se extenderá con medios estáticos en los propios centros sanitarios. Se utilizará la misma imagen de la campaña para la elaboración de cartelería y vinilos de suelo que se instalarán en las áreas de admisión y citaciones generales y de urgencias tanto de los centros hospitalarios como de Atención Primaria.

La responsable del Sescam ha incidido en que la mayoría de la población «es educada y correcta y no incurre en malos comportamientos», y ha admitido, preguntada por el hecho de que los incidentes fueran similares a otros años en número durante el 2020, cuando no había atención presencial, que aunque la ciudadanía se volcó durante la primera ola de la pandemia con los profesionales sanitarios, en una segunda ola hubo un «desequilibrio entre los ciudadanos y el sistema».

«Los ciudadanos esperaban una recuperación del sistema mayor de la que se produjo» y ahí se vivieron momentos en los que en la opinión pública se estableció «el convencimiento de que los profesionales sanitarios habían cerrado las puertas al ciudadano» y eso, «que no era real», provocó que este sector viviera «un sentimiento de ingratitud». Ahora, no obstante, se va «recuperando la normalidad» -ha precisado Regina Leal- la actividad presencial está «totalmente recuperada» y la asistencial en «más del 80 por ciento».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí