El Sindicato de Enfermería (Satse) ha reclamado este martes que la «excelente cualificación, capacitación y profesionalidad» de las más de 282.000 mujeres enfermeras que hay en España se traduzca en una mayor visibilidad y reconocimiento, y en nuevos espacios de responsabilidad y decisión a nivel administrativo, institucional y político.

En nota de prensa con motivo del Día Internacional de la Mujer, Satse Castilla-La Mancha se ha sumado, un año más, a las distintas campañas y acciones reivindicativas y de sensibilización social puestas en marcha para lograr una igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres que acabe con todas las dificultades y obstáculos.

En este sentido, ha lamentado que las enfermeras siguen viendo como su «excelencia profesional y laboral» no se reconoce como se debería e, incluso, «se minusvalora de manera reiterada por la única razón, en muchas ocasiones, de ser mujer».

Según Satse, es «absolutamente necesario» un mayor liderazgo de las enfermeras dentro de los distintos ámbitos de responsabilidad administrativa y política para poder contribuir de manera decisiva en la mejora de la salud, bienestar y calidad de vida de la población.

  • Vinícola de Tomelloso
  • AMFAR

Por ello, ha reivindicado que las mujeres enfermeras ocupen más puestos y de mayor responsabilidad a nivel no solo sanitario (gerencias, consejerías) sino también en otros ámbitos de Gobierno o de representación pública como los parlamentos y dentro de los partidos políticos.

De igual manera, ha denunciado que las mujeres enfermeras siguen sufriendo «estereotipos retrógrados y sexistas» que ofrecen una imagen «irreal y dañina», así como numerosas situaciones en las que se infravalora su labor asistencial y de cuidados con comportamientos y comentarios machistas.

JCCM Turismo de Verano
Advertisement

Con todo, Satse ha reconocido que en los últimos años se ha avanzado hacia la consecución del objetivo final de alcanzar una igualdad plena y real entre hombres y mujeres pero «aún queda mucho camino por recorrer y muchas mentalidades y formas de actuar que cambiar para que se valore y reconozca en su justa medida la actividad asistencial, gestora, política, educadora, formativa o investigadora de las mujeres enfermeras», ha concluido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí