La previsión para el año 2023 en sanidad es realizar una inversión diaria de 9,74 millones de euros en la mejora de la calidad asistencial de la ciudadanía, según ha informado este miércoles el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, durante comparecencia parlamentaria para detallar los presupuestos regionales para el próximo año relacionados con su departamento.

«Desde que soy consejero», ha afirmado Fernández Sanz, «hemos pasado de una inversión diaria para sanidad de 6,6 millones de euros diarios en 2015 a 9,74 millones en 2023. Es decir, 3,14 más cada 24 horas», ha declarado el consejero, quien ha recordado que el Gobierno regional contará con un montante de 3.678,1 millones de euros en materia sanitaria para 2023. En concreto, la Consejería de Sanidad recibirá 123,6 millones de euros y el Sescam 3.554,5 millones.


DO La Mancha

Respecto a la inversión por personas, ha destacado que «en 2015, nos encontramos con una inversión de 1.242 euros por persona y terminaremos esta legislatura en 2023 con 1.794 euros por persona. Es decir, 552 euros más por persona», habiendo incrementado, además, el número de tarjetas sanitarias en cerca de 27.000 más de las que había en el año de la llegada de Emiliano García-Page al Gobierno regional.

Fernández Sanz ha desglosado cada uno de los apartados de las cuentas sanitarias para 2023 y ha destacado que, respecto a la prevención en Salud Pública, «podemos destacar que el presupuesto destinado a vacunaciones será de más de 30 millones de euros, frente a los 5,8 millones dedicados en el año 2015». Esto -ha añadido- supone «un claro compromiso» del Gobierno regional con la protección preventiva de la población frente a la enfermedad «con un incremento presupuestario de más del 500 por cien», ha destacado.


Lokinn

Respecto a los presupuestos destinados al Servicio de Salud, Fernández Sanz ha destacado que, en infraestructuras, «ha quedado claro que hemos pasado de las paralizaciones a las inauguraciones». De este modo, ha recordado que «ya están funcionando los nuevos hospitales de Toledo y Guadalajara y prosiguen las obras de los hospitales de Cuenca, Albacete y Puertollano, así como las infraestructuras para la Atención Primaria».

En este sentido, ha resaltado que para continuar con la construcción de los hospitales habrá una inversión de 131,8 millones de euros y 22,5 millones más para las obras en Atención Primaria.

«En materia de recursos humanos, la apuesta por la formación del Gobierno de Emiliano García-Page es total», ha insistido el consejero resaltando que, en formación, «hemos pasado de los 52,4 millones de euros en 2015 a 85,3 millones en 2023, es decir 32,9 millones más».

Asimismo, ha afirmado que en la legislatura del PP no se convocó ninguna plaza de Oferta Pública de Empleo. «Es un honor poder decir que hemos aprobado durante estos años 8.619 plazas a través de OPE». Al respecto, ha recordado que se convocarán nuevas plazas con el objetivo de seguir consolidando el empleo público, especialmente el sanitario, como las 300 plazas de médicos en Atención Primaria.

Asimismo, el consejero ha explicado que sólo en el capítulo 1, destinado a personal, se van a invertir 1.800 millones de euros, «600 más que en 2015», lo que significa un 42,42 por ciento más.

ALTA TECNOLOGÍA

En materia de alta tecnología, Fernández Sanz ha resaltado que se ha producido «una auténtica revolución» desde la llegada del Ejecutivo de García-Page, ya que «mientras en la legislatura 2011-2015 solo se contrató un TAC, que además era de segunda mano, con este Ejecutivo se han adquirido 39 TAC, 17 resonancias magnéticas, ocho aceleradores lineales, ocho mamógrafos digitales, siete salas de Hemodinámica y cinco PET-TAC entre otro equipamiento.



Respecto a los Fondos de Cohesión del Ministerio de Sanidad, Fernández Sanz ha explicado que, hasta hace dos años, «Castilla-La Mancha tenía que aportar alrededor de 20 millones de euros al año a estos fondos» para que los pacientes de la Comunidad fueran atendidos en otros servicios de salud y ha resaltado que actualmente se ha dado la vuelta a la situación. «Ahora los 20 millones de euros ya no se pagan, se ingresan porque atendemos en Castilla-La Mancha a pacientes de otras comunidades, hemos dado la vuelta a la situación».

CIUDADANOS

De su lado, el diputado de Ciudadanos David Muñoz Zapata ha calificado de «regular o, incluso, mala» la ejecución del presupuesto, al tiempo que ha lamentado que, un año más, se demuestra que Castilla-La Mancha lleva «una década perdida» en materia de sanidad.


Vinícola de Tomelloso

«Ese mantra al que está acostumbrado el Gobierno de que se recuperan los recortes del Gobierno del PP no es cierto», porque, según ha apuntado, mientras que el presupuesto de la Consejería de Sanidad en 2023 será de 123 millones de euros, en 2011 el presupuesto de la Consejería (donde también se incluía el departamento de Asuntos Sociales) era de 160 millones de euros. Actualmente, Bienestar Social cuenta con consejería propia.

Dicho esto, el parlamentario de la formación naranja cree que, después de 10 años, para ser «justos» también hay que aplicar la subida del IPC, por lo que, a su juicio, este presupuesto tendría que ser un 24 por ciento mayor, que «es lo que han subido los precios». Sin embargo, ha afeado Daviz Muñoz Zapata, «no ha sido así».



«No se están recuperando los recortes del PP», ha advertido Muñoz Zapata, quien ha afirmado que los diputados regionales tienen la obligación de mejorar el presupuesto de la Consejería de Sanidad en las Cortes para que los ciudadanos, en primer lugar, esperen menos para que les vea el médico de cabecera o ser operado y, en segundo lugar, para que los profesionales de la región dejen de ser «marginados» y recuperen la carrera profesional sanitaria.

PARTIDO POPULAR

De su lado, el viceportavoz del Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha y portavoz de Sanidad, Juan Antonio Moreno, ha lamentado que los presupuestos de 2023 para el área de sanidad «no sirvan para responder a los grandes retos y problemas estructurales que tiene la sanidad regional».



Así, ha reprochado al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, «la nefasta gestión que afecta a todo el sistema, tanto a pacientes como profesionales, con graves carencias y déficits, que estas cuentas no solucionan».

Moreno ha detallado que la transferencia de la Consejería de Sanidad al Sescam ha disminuido en 71 millones de euros, lo que supone una bajada de un 2,2 por ciento del presupuesto con respecto al año 2022 y «no es la primera vez», ha dicho.

Por último, ha lamentado que el Gobierno de Castilla-La Mancha «se niegue» a poner en marcha la carrera profesional sanitaria.

PSOE

De su lado, el portavoz de Sanidad del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, José Antonio Contreras, ha destacado el compromiso del Gobierno de Page con la recuperación de la sanidad pública «desde el minuto uno», dedicando para el año que viene más de 1.800 euros por habitante en gasto sanitario, entre los más altos de España, «frente a los apenas 1.000 euros de la época del PP con Cospedal y sus recortes en este servicio fundamental».

El portavoz socialista ha asegurado que el incremento de la inversión sanitaria ha sido «sustancial y paulatino» desde que gobierna Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha y responde a su «firme compromiso» por recuperar la sanidad pública del «desmantelamiento» que sufrió entre los años 2011 y 2015.

Por su parte, el diputado socialista Ángel Tomás Godoy ha subrayado que el presupuesto del Sescam para el año que viene tiene previsto «aumentar la inversión en infraestructuras, en tecnología, en equipamiento, y en recursos humanos» para «consolidar y mejorar» el sistema sanitario público regional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí