Un total de 4.000 jóvenes emprendedores se han incorporado al campo de Castilla-La Mancha desde que en 2016 el Gobierno regional puso en marcha la primera convocatoria de jóvenes agricultores, lo que supone la cifra más alta de toda España y la mayor en la Comunidad Autónoma en un periodo similar.

Así lo ha puesto de manifiesto en una rueda de prensa el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien este lunes ha reunido al Comité de Dirección de la Consejería para analizar la situación del sector y hacer balance de los últimos siete años.

«Ha sido gracias al compromiso que su día adquirimos de que todos -los jóvenes- obtuvieran ayudas públicas para incorporarse al sector agrario. Y hemos mantenido ese compromiso hasta ahora, de tal manera que se han puesto a su disposición 150 millones de euros, que es la cifra de la que más orgulloso me siento como consejero de Agricultura», ha argumentado.

Otro de los puntos que el consejero ha destacado del balance que ha hecho de estos años ha sido la visbilización y el empoderamiento de la mujeres en el medio rural, con un estatuto que ha calificado como «la envidia» de las mujeres rurales de otras regiones y del que ha destacado que garantiza derechos, prioridades y discriminación positiva de todas las ayudas públicas de la Consejería.

  • JCCM Turismo de Verano
    Advertisement
  • AMFAR - Educación Mujeres Rurales

A ello ha sumado la inversión en regadío de 185 millones de euros en la región para obras, mejora de los ya existentes y en la puesta de superficie de secano en regadío en zonas como Illana, Leganiel o el Campo del Montiel. «Es la inversión más grande que ha habido nunca en la región en esta materia», ha dicho.

También se ha detenido Arroyo en la Política Agraria Común (PAC), de la que se están cerrando «los flecos» del plan estratégico del periodo de programación 2023-2027. «Espero que esté cuanto antes y podamos aplicar las medidas tanto del primer como el segundo pilar en un programa específico de desarrollo en Castilla-La Mancha a partir del 1 de enero de 2023».

AMFAR

En este punto, el consejero ha querido destacar que las ayudas son mayores para Castilla-La Mancha de las que ha tenido en el periodo 2014-2020, se aumenta la ayuda por hectárea que van a recibir los agricultores castellanomanchegos y «ni un solo» agricultor y ganadero se queda atrás.

Finalmente, ha destacado la industria agroalimentaria de la región que permite alcanzar el 17,9 por ciento de la riqueza regional concentrada en este sector económico. «Para conseguirlo nos planteamos en 2015 impulsar la integración de las empresas, desde el punto de vista comercial, sobre todo; y multiplicar al máximo los recursos públicos en forma deinversión privada en cooperativas y empresas particulares».

Es por ello por lo que ha puesto en valor que a día de hoy hay en la región seis entidades prioritarias de interés regional cuando no había ninguna, diez agrupaciones de productores y se han invertido 350 millones de euros en Focal y Vinati que han movilizado 1.700 millonones de euros de recursos privados.

Finalmente, tras felicitar a los agricultores y ganaderos de la región por San Isidro, Arroyo ha destacado que han estado a la altura de las circunstancias en momentos «de gran dificultad» como ha sido la pandemia o con los problemas logísticos, haciendo posible la cadena agroalimentaria y el consumo, y contribuyendo a crear riqueza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí