La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha pedido al presidente regional, Emiliano García-Page «prudencia» y «rigurosidad» con los datos de desempleo en la región. «No se pueden lanzar campanas al vuelo y aplaudir estas cifras obviando la situación de la que venimos».

Merino ha señalado que si en enero hay 43.233 parados menos que hace un año, es debido a que hace justamente un año se daban los peores momentos de la pandemia «confinados y con empresas cerradas», en especial en esta comunidad, donde sectores como la hostelería y el comercio fueron «criminalizados y castigados por Page al prohibirles trabajar».

De igual modo, y según ha informado en nota prensa el partido, la portavoz del PP ha calificado de «malos y negativos» los datos de desempleo del mes de enero, puesto que ha subido en 2.505 personas y hay 8.444 cotizantes menos a la Seguridad Social, así como que ha bajado el nivel de contratación con 66. 277 contratos menos.

«De esas 43.000 personas menos que están en situación de desempleo que hace un año, descontamos los miles de trabajadores que están en situación de ERTE y autónomos que se han acogido al cese de la actividad. ERTEs a las que se han podido acoger muchos trabajadores gracias a la Reforma Laboral del PP y que hoy el Congreso de los Diputados pretende derogar con la complicidad y el apoyo de los diputados socialistas de Page», ha concluido.

  • Vinícola de Tomelloso

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí