El coordinador autonómico de Podemos en Castilla-La Mancha, José Luis García Gascón, ha considerado que el presidente regional, Emiliano García-Page, «vuelve a caer en la trampa de la derecha» después de que anunciase este martes en el Debate sobre el Estado de la Región un total de seis acciones fiscales por la vía de la deducción que, según sus cálculos, podrán tener un impacto de 85 millones de euros en los bolsillos de los castellanomanchegos, 75 millones de ellos tocando directamente el tramo autonómico del IRPF.

«Esas 120 personas privilegiadas tienen que arrimar el hombro y aportar lo que deben para que esta crisis se pueda resolver» con protección social, mejora de los servicios públicos y políticas de vivienda y juventud, ha continuado.


Lokinn

Gascón ha apuntado que «no se debe tener complejos para rechazar la propuesta impositiva del PP regional, como parece que le ocurre a Page, que se demuestra incapaz de dar la batalla en condiciones». La receta de la formación morada es «subir impuestos a las rentas más altas y establecer una fiscalidad realmente progresiva para mejorar los servicios públicos de los que se beneficia la mayoría social castellanomanchega».

Esto se traduce, según la formación morada, «en mejores políticas de educación, de vivienda, de juventud o de protección social de todas las familias frente a la actual crisis inflacionaria».


Vinícola de Tomelloso

Gascón ha dicho que la «prioridad» de Podemos es poner en marcha «medidas urgentes para favorecer a las familias de Castilla-La Mancha, que pierden poder adquisitivo mientras las rentas más altas siguen creciendo».

PAGE, «CONTINUISTA DE COSPEDAL»

José Luis García Gascón ha asegurado, haciendo balance, que García-Page está siendo en esta legislatura «continuista de Cospedal» con «privatizaciones y agresiones al medio ambiente», poniendo también como ejemplo la «eliminación» del Ingreso Mínimo de Solidaridad «en plena crisis», mantener «en un cajón» la ley de vivienda o dejar sin resolver la situación de las macrogranjas.

También ha lamentado que García-Page «no ha iniciado la reforma del Estatuto de Autonomía», que debía haberse hecho «con mucho tiempo», algo que sitúa a la región » a la cola de las comunidades autónomas en términos de avances, derechos y representatividad democrática».

En este sentido, ha contrapuesto que Podemos ha utilizado esta legislatura para «seguir trabajando para movilizar a las personas que quieren un cambio y que acabe la etapa de Page y Cospedal y se inicie una etapa de esperanza y futuro» a partir de las elecciones autonómicas de 2023.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí