El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha enumerado tres posibles amenazas para el país en el contexto actual, como a su juicio son el mal clima político, una mala gestión de los fondos extraordinarios de la Unión Europea que tienen fecha de caducidad o la propuesta de revertir competencias autonómicas al Estado que plantean algunas formaciones como Vox.

Durante un acto de reconocimiento a servidores públicos de Castilla-La Mancha, el líder regional ha indicado que ese «mal ambiente» político también viene a «generar pesimismos», una de las amenazas descritas.



Como segunda amenaza, el hecho de que pese a la buena respuesta de Europa a la coyuntura pandémica tiene caducidad, y «dentro de tres años el espacio de expansión» dejará de existir, ya que «no va a ser para siempre».

«Hay que estar prevenidos, no nos vamos a quitar de encima nunca la crisis o la amenaza de tener una crisis. Hay que tener claro que apostar por los servicios públicos exige no criminalizarlos cuando las cosas van mal», ha indicado.



Otra de las amenazas para García-Page es que cristalicen ideas de reversión de competencias autonómicas al Estado, ya que si los servicios públicos funcionan bien, es precisamente porque «no se dirigen desde un palacete en el Paseo de la Castellana».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí