El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha advertido de que Castilla-La Mancha va a plantear al Gobierno central que «de una vez por todas» cree una propuesta de «convergencia fiscal», señalando que, en lo que se refiere a Castilla-La Mancha, algunos de los impuestos que dependen de la Comunidad Autónoma van a ir «al mínimo».

García-Page, que ha participado este miércoles en un desayuno informativo organizado por www.encastillalamancha.es, ha criticado que el marco actual «está llevando a que las autonomías hagan populismo fiscal».


ACREDITA
Advertisement

Así, ha defendido que las autonomías no nacieron «para que haya 17 mercados» y ha asegurado que «si lo que dicen algunas autonomías» en materia fiscal «lo dijeran vascos o catalanes, estaríamos diciendo que se rompe España». En este punto ha comentado que al país le interesa un mercado «donde la horquilla del populismo se reduzca».

El presidente autonómico ha recordado que en Castilla-La Mancha se han reducido los impuestos a 200.000 euros gracias a la Ley de Despoblación y ha abogado por «hablar de a quien se sube, a quien se baja y para qué lo quieres».



C-LM, EN TODOS LOS EJES DE CRECIMIENTO

En cuanto a la situación económica en general, García-Page ha manifestado que Castilla-La Mancha está «en todos los ejes de crecimiento posibles» y «en las mejores condiciones» para aprovechar las circunstancias, recordando los beneficios que puede suponer para la región tanto el «enorme crecimiento» de la Comunidad de Madrid como el de la Comunidad Valenciana.

Haciendo un repaso por los distintos sectores, el presidente autonómico ha comenzado por el agrario, considerando que «es evidente» que con la nueva PAC «vaoms a crecer y mejorar en todos los sentidos». «Todos los flancos están cubiertos y eso significa muchísimo dinero y muchísima oportunidad», ha abundado.



En cuanto al sector industrial, el presidente ha opinado que es «evidente» que la región está captando empresas en este sector «muy por encima de la media» del país, afirmando que no puede explicar «la cantidad de proyectos» que tiene el Gobierno regional en cartera en este sector, que servirían para «darle una musculatura extraordinaria» a Castilla-La Mancha.

Finalmente, en el caso del sector servicios ha aseverado que «queda mucho por crecer», vaticinando que «muy mal se tiene que poner la cosa para que en los próximos años se crezca por debajo del 30 por ciento» en el sector turístico.

LA PROPUESTA FISCAL DEL PP, «SIN SERIEDAD»

Por otro lado, García-Page ha retomado el tema fiscal para criticar la propuesta de bajada de impuestos del PP autonómico, considerando que los argumentos que esgrimen los ‘populares’ son «el cajón de sastre en el que cabe todo cuando no se tiene nada que aportar». «No se habla con seriedad de los impuestos», ha criticado.

Además, ha manifestado que el PP «no tiene ninguna legitimidad» para hablar de impuestos, haciendo hincapié en que el presidente del PP castellanomanchego, Paco Núñez, es «quien ha estado siendo alcalde y doblando sus tasas o quien ha aplaudido a Cospedal, que subió dos veces el céntimo sanitario y todas las tasas».



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí