El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha evitado mostrar una opinión explícita sobre los audios revelados este lunes por el diario ‘El País’ entre la expresidenta regional, María Dolores de Cospedal, y el comisario José Manuel Villarejo, para frenar la publicación de los denominados ‘papeles de Bárcenas’, desviando el foco hacia lo que «está sufriendo la gente» con la inflación. «El PP va a estar en eso, no en nada más».

A preguntas de los medios en Toledo antes de registrar su iniciativa para solicitar un debate en la televisión autonómica sobre política fiscal, se ha remitido a una situación que ha vivido esta mañana en el barrio toledano de Santa Teresa.

«Antes de venir he estado en la sede del PP de Castilla-La Mancha tomando un café en la cafetería de enfrente y dos vecinas me decían: tenéis que poder hacer algo porque no podemos hacer la compra, esto es insufrible», ha manifestado el líder del PP tras ser preguntado por la polémica de la expresidenta regional.

Al hilo de esta anécdota, Paco Núñez ha defendido que su partido está centrado en «el termómetro de la calle», en que «nuestros vecinos hablan de que no pueden llenar la cesta de la compra o llenar el depósito de gasolina, o de que con esta inflación es imposible vivir».

  • AMFAR - Educación Mujeres Rurales

De otro lado, preguntado por la manifestación de este martes en Alicante en defensa el trasvase Tajo-Segura, se ha limitado a remarcar que el PP tiene «muy clara su postura», que pasa por que se implemente el pacto regional del agua que él mismo propuso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí