Las lluvias y el tiempo inestable predominarán este fin de semana en el tercio este de la Península y Baleares mientras que en el resto del país el ambiente será más estable, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que prevé temperaturas en ascenso que se mantendrán entre 1 y 3 grados por encima de los valores normales durante la próxima semana y que el martes pueden llegar a estar entre 5 y 10 grados por encima de lo normal.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, prevé un fin de semana más estable en la mayor parte del país excepto en el tercio este y Baleares, donde predominará abundante nubosidad y precipitaciones fuertes o muy fuertes en Cataluña y Baleares e incluso en otros puntos de Levante, por lo que pide «mucha precaución».


DO La Mancha

Sobre la próxima semana adelanta que comenzará con chubascos tormentosos dispersos en la Península y Baleares que se irán intensificando de cara a los últimos días de la próxima semana en el nordeste. Las temperaturas en general tenderán a subir hasta lograr un ambiente más cálido de lo habitual, especialmente en la mitad norte.

De momento, este viernes en el área Cantábrica habrá cielos nubosos o cubiertos aunque las precipitaciones irán remitiendo y se quedarán con intervalos nubosos. En el resto de la Península los cielos estarán poco nubosos aunque crecerán las nubes de evolución por las tardes que pueden dejar chubascos aislados en zonas del centro y suroeste peninsular, así como en zonas montañosas del norte.


Vinícola de Tomelloso

Del Campo subraya la importancia de tener «mucha precaución» este viernes y sábado porque los chubascos y tormentas pueden ser muy fuertes en Barcelona, Gerona y Baleares donde pueden acumularse más de 40 o 50 litros por metro cuadrado en una hora. «Serán chubascos de intensidad muy fuerte que no podemos descartar que ocasionalmente pueden alcanzar también intensidad torrencial y que por esa razón podrían dar lugar a crecidas súbitas de cauces secos o algunas inundaciones», advierte el portavoz, que añade que estas tormentas pueden venir acompañadas de granizo grande, de más de dos centímetros, y por rachas de viento intenso.

Las temperaturas comenzarán a ascender en el centro y en el oeste de la Península y descenderán en el este y en Baleares. El domingo subirán en el tercio norte y en Baleares y descenderán en el sureste.

Los vientos soplarán del este y noreste en el Cantábrico, con algunos intervalos fuertes en el norte de Galicia, tramontana en el norte de Baleares y en Ampurdán, con rachas muy fuertes, y poniente en el Estrecho rolando el sábado a levante y arreciando de cara al domingo, cuando se esperan rachas muy fuertes.

En Canarias soplará viento de componente norte con intervalos nubosos y probabilidad de precipitaciones débiles en el norte de las islas, en especial el domingo, cuando podrán ser más intensas y las temperaturas seguirán sin cambios y tenderán a descender.



El portavoz pronostica que la próxima semana el tiempo será inestable y predominará la abundante nubosidad y las precipitaciones, que afectarán sobre todo al este de la Península donde pueden ser fuertes, especialmente al final del periodo. Por las tardes crecerán las nubes de evolución y puede haber chubascos y tormentas que se darán de forma más intensa y generalizada a principios de la semana.

En el norte peninsular se esperan intervalos de nubes bajas y las precipitaciones serán más probables hacia el fin de semana. Mientras, en Baleares existe la probabilidad de precipitaciones, que pueden llegar a ser fuertes, especialmente al final del periodo.


Lokinn

Las temperaturas irán ascendiendo en el este de la Península y descenderán en el suroeste al principio de la semana y permanecerán sin grandes cambios después. No obstante, al final de la semana descenderán. Los vientos soplarán sobre todo del este en el norte de Galicia y en el Cantábrico; habrá tramontana en el Ampurdán y en el norte de Baleares al principio de la semana, con probables vientos flojos variables el resto.

El día que más ascenderán los termómetros sobre todo por el norte y en el tercio sur, donde se superarán los 30 grados centígrados (ºC) e incluso 32º en el valle del Guadalquivir.



Ya el lunes el portavoz adelanta que el lunes y el martes, lo más probable, es que en amplias zonas de la Península haya intervalos nubosos que desarrollen nubosidad de evolución con posibles chubascos tormentosos que serán más frecuentes por la tarde, aunque desde por la mañana podrían caer en la mitad sur. Del Campo precisa que no es que vaya a llover de forma generalizada, sino que puede haber chubascos en muchos puntos y algunos de ellos podrían ser fuertes y con granizo y viento, sobre todo en el interior de la mitad sur y en el este.

Las temperaturas seguirán subiendo hasta llegar a un ambiente cálido para la época. De hecho, el martes pueden alcanzar valores de entre 5 y 10ºC por encima de lo normal. Por ejemplo, apunta que Córdoba llegará a 35ºC; Orense a 32ºC; Madrid, Valladolid o Logroño, 30ºC y ya el miércoles.



La estabilidad atmosférica llegará el jueves aunque puede haber lluvias débiles en el Mediterráneo y Baleares. De cara al siguiente fin de semana, crecerán de nuevo las nubes de evolución y las tormentas en la mitad norte y en el tercio oriental peninsular donde volverán los chubascos fuertes y las temperaturas caerán de forma clara, sobre todo en la mitad norte.

En Canarias este fin de semana estará marcado por los vientos del norte y del noroeste y por las lluvias que pueden ser localmente fuertes el domingo y el lunes, aunque el martes el archipiélago recuperará el régimen de alisios típico que dejará nubes en el norte de las islas de mayor relieve y temperaturas sin grandes cambios excepto el domingo, cuando bajarán para volver a subir el lunes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí