La borrasca ‘Claudio’, nombrada por el servicio meteorológico de Francia afectará especialmente al país vecino con vientos de más de 100 kilómetros por hora, sobre todo en la Bretaña, pero también se dejará sentir en España, con vientos fuertes en el Cantábrico y lluvias fuertes en el tercio noroeste peninsular, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que espera la normalización de las temperaturas en los próximos días.

Así, el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha indicado que octubre terminará con lluvias fuertes en el sur de Galicia, en el entorno de Sanabria (Zamora) en el norte de Extremadura y también e Pirineos. ‘Claudio’ provocará rachas de viento muy fuertes, de más de 80 o 90 kilómetros por hora en la cordillera cantábrica y mal estado de la mar, con olas de más de 4 metros de altura en el cantábrico y en el litoral de Galicia.


ACREDITA
Advertisement

«El paso de ‘Claudio’ será rápido», avisa, no obstante el portavoz que espera que este martes, día de Todos los Santos, se retomará el tiempo estable «con matices» hasta el jueves, cuando llegará un nuevo sistema frontal que dejará lluvias en amplias zonas del país.

Más allá del jueves, el portavoz espera un fin de semana «tranquilo» y con temperaturas que volverán a subir después de unos días en los que se habrán normalizado después de que se haya prolongado un ambiente «extraordinariamente cálido» para la época en octubre.


DO La Mancha

En concreto, pronostica que en las próximas semanas los registros sean «más propios para la época del año» sobre todo en el cuadrante noroeste peninsular, donde el ambiente será más fresco, aunque seguirá predominando el tiempo cálido para esta época en el este de la Península y en Baleares.

Así, el 1 de noviembre, día de Todos los Santos, en general los cielos estarán «enmarañados» de nubes pero no se prevén demasiadas lluvias, salvo quizá alguna gota en el Pirineo, en el litoral catalán, norte de la Comunidad Valenciana y también «cuatro gotas» en puntos dispersos de la Comunidad de Madrid, en Castilla-La Mancha por la mañana pero que se irán disipando y los cielos quedarán en general poco nubosos.


Lokinn

Durante la tarde de este martes, festivo en toda España, se registrarán bancos de niebla en zonas del interior, sobre todo cerca de los valles de los ríos, y el viento soplará aún con fuerza en la costa gallega.

Las temperaturas descenderán de forma generalizada y ya se esperan algunas heladas en zonas de montaña, pero de nuevo se superarán los 25 grados centígrados de máxima en regiones mediterráneas y en buena parte de Andalucía. En la meseta norte y zona centro, las máximas estarán entre 15 y 20ºC; en el Cantábrico entre 18 y 20ºC y por encima de 20ºC se situarán en amplias zonas de la mitad sur.

El miércoles, según el portavoz, se espera algo de inestabilidad en el área Mediterránea y no descarta que pueda caer algún disperso en puntos de la Comunidad Valenciana y en Baleares Además podrían estar acompañados de tormenta.

Al otro lado de la Península, el miércoles en el noroeste irán aumentando las nubes y volverá a llover en Galicia, mientras en el resto del país se repetirán las brumas y los bancos de niebla y nubes bajas por la mañana, pero sin lluvias.

El miércoles las temperaturas subirán en general aunque bajarán en el Mediterráneo y se registrarán heladas nocturnas en zonas altas de montaña. Durante el día se superarán de nuevo los 25ºC en el valle del Guadalquivir, en el litoral mediterráneo y en Baleares.

En cuanto al jueves, Del Campo avisa que será un día «un poquito más complicado» porque el paso de un sistema frontal provocará un aumento de la nubosidad y lluvias que irán de oeste a este de la Península y cubrirán gran parte del territorio peninsular e incluso podrían llegar a Baleares. Las más fuertes y persistentes se esperan en Galicia, sobre todo en el oeste de la comunidad y llegará la nieve por encima de unos 1.600 a 1.800 metros en la cordillera Cantábrica y en los Pirineos.



Las temperaturas bajarán ese día en una jornada de lluvia y viento fuerte de componente norte. También en Baleares el ambiente será más fresco. Del Campo destaca que el resultado es que el jueves será un día «plenamente otoñal» de los que prácticamente no ha habido en lo que va de otoño pero será una situación «pasajera» porque en cuanto pase el frente los cielos se volverán a despejar.

De ese modo, el viernes comenzará con una madrugada fría porque los cielos estarán despejados y el aire frío se habrá quedado sobre la Península. Por tanto, pronostica las primeras heladas nocturnas, ya no en zonas de montaña sino en la meseta, los páramos y en puntos del centro que «ya es normal que lleguen en esta época del año» y durante el día el ambiente será templado.



El portavoz de la AEMET espera un fin de semana con gran amplitud térmica y tiempo anticiclónico para estas fechas.

Respecto a Canarias, la mayor parte de la semana predominarán los cielos poco nubosos aunque con presencia de calima, que empeorará la calidad del aire. Las temperaturas no experimentarán grandes cambios se mantendrán de manuales agradables que en costas oscilarán entre los 20 o 22ºC de mínima y los 26 a 28ºC de máxima.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí